Mostrando entradas con la etiqueta LANZAROTE - Vacaciones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta LANZAROTE - Vacaciones. Mostrar todas las entradas

domingo, 7 de agosto de 2016

LANZAROTE - Vacaciones



Isla de Lanzarote.

Lanzarote, es una Isla del archipiélago Canario, en el Océano Atlántico. Pertenece a la provincia de Las Palmas. Su capital es Arrecife. El nombre de la Isla procede del Marino Genovés Lanceloto Malocello, quien la visitó en el Siglo XIV. Con 143.209 habitantes, Lanzarote es la tercera Isla más poblada de Canarias, tras Tenerife y Gran Canaria. Con una superficie de 845,94 km2 es la cuarta Isla más extensa del archipiélago. En el centro - suroeste de la Isla se encuentra el Parque Nacional de Timanfaya, el cual es una de las principales atracciones turísticas de Lanzarote. La Isla es en su totalidad desde el año 1.993, Reserva de la Biosfera de la UNESCO.
Lanzarote es la más septentrional y oriental de las Islas del Archipiélago Canario. Es conocida popularmente como la Isla de los Volcanes, al identificarse con el Manto Volcánico que se extiende a lo largo de gran parte de su superficie debido a la gran actividad volcánica de principios del Siglo XVIII. Lanzarote se encuentra a una distancia de aproximadamente 140 km. de la costa noroccidental Africana y a 1.000 km. del punto más cercano del Continente Europeo, el Sur de la Península Ibérica. Su punto más septentrional es el Cabo o Punta Fariones, y el más meridional, Punta del Papagayo. Su clima es subtropical con escasas precipitaciones. Consta de siete municipios de los cuales el más poblado es Arrecife, Capital Insular. Al norte de la Isla se encuentran los Islotes e Islas menores de Alegranza, La Isla de La Graciosa, Montaña Clara, Roque del Este y Roque del Oeste, que forman el Archipiélago Chinijo, administrativamente dependiente de Lanzarote.
Las Peñas del Chache, situado en Haría, con 671 m. de altitud, es el Pico más elevado de la Isla. Lanzarote, dedicada en el pasado fundamentalmente a la agricultura y la pesca, en el banco pesquero Canario - Sahariano, en la actualidad la economía de la Isla gira en torno al Sector Servicios, fundamentalmente a la Industria Turística. A esta actividad comienza a añadirsele la avicultura, de importante peso en Siglos anteriores y que se ha relanzado con la creación de la Denominación de Origen para los vinos de Lanzarote. La Isla cuenta con el Aeropuerto de Lanzarote - Guacimeta, en el municipio de San Bartolomé - así como con los Puertos Marítimos - Puerto de los Mármoles, en el municipio de Arrecife, y el Puerto de Playa Blanca, en el municipio de Yaiza
Lanzarote, como todas las demás Islas Canarias, es el efecto de los procesos Geológicos derivados de la apertura del Atlántico, iniciado en el Mesozoico, y agravado más recientemente por la presión existente en esta zona generado por el giro de África en el sentido de las agujas del reloj iniciado en la orogenia alpina del Terciario. Al comienzo de la apertura del Atlántico, comenzaron las emisiones de lava sin aflorar a la superficie, hace unos 20 millones de años en la vecina Isla de Fuerteventura y 11 millones de años en la Isla de Lanzarote.

 La historia de Geológica de la Isla de Lanzarote se divide en tres fases.
  
En una primera Fase, hace 11 millones de años, durante el Mioceno, aparecen los restos más antiguos en la zona de Famara, al norte de la Isla, y en los Ajaches al sur. Actualmente, los procesos erosivos han desmantelado estas formaciones. Su morfología es la de volcanes erosionados que han evolucionado a formas acarcavadas con una buena red de drenajes caracterizados por valles en forma de U, actualmente secos y áridos. Característico de estas formaciones es el risco de Famara, donde se encuentra la mayor altitud en la Isla, unos 600 m. El punto más alto de Lanzarote se encuentra aquí, en las Peñas del Chache con una altura de 671 m

Una segunda fase es la que abarca la evolución de la morfología de la isla Lanzarote desde el Mioceno hasta el Pleistoceno, que se caracterizó por los procesos erosivos de las dos formaciones, Famara y Ajaches. Posteriormente, han existido emisiones importantes de material magmático que han dado lugar a la unión de las formaciones antiguas. Se trata sobre todo del sector central de la Isla que se caracteriza por la existencia de alineaciones de volcanes formando los ejes de estructurales de la Isla, que coinciden con los ejes de formación de la Isla de Fuerteventura con dirección NE- SO, algunos con avanzado estado de desmantelamiento, con una evolucionada red de drenaje en formas redondeadas, amplios valles, vegas y moderadas llanuras. Cabe decir que en esta etapa, la Isla de Lanzarote y Fuerteventura estaban unidas por el estrecho de la Bocaina y por la Isla de Lobos. La última vez que lo estuvieron fue durante la última glaciación de Würm.

La tercera fase, geológicamente, no tiene nada característico, aunque es la más importante desde el punto de vista antropocéntrico. Se trata de erupciones acaecidas en los Siglos XVII y XVIII, con emisiones alineadas paralelas a las de la anterior fase y volcanes que no superan los 200 m. pero excelentemente conservados por la poca pluviosidad que se da en la Isla y por una política de conservación muy estricta.

El clima de la Isla de Lanzarote.

El clima en la Isla de Lanzarote se define como subtropical en lo que se refiere a sus temperaturas, seco o subdesértico respecto a las precipitaciones. Las temperaturas experimentan escasas variaciones tanto entre las diferentes estaciones como entre el día y la noche, gracias a la acción moderadora del Océano. La temperatura media del mes más frío " Enero ", a nivel del mar, es de 17 ºC y la media del mes más cálido " Agosto " es de 24 ºC. Las temperaturas no suelen bajar de los 14 ºC en invierno, ni suelen ser superiores de los 29 ºC en verano. Por su parte, la media de precipitaciones es de unos 250 mm. anuales, concentrándose en los meses de invierno y siendo prácticamente nulas entre mayo y octubre. Las precipitaciones varían de los 250 mm en Famara a tan sólo 50 mm en la zona de la Costa del Rubicón. El clima es mucho más templado de lo que corresponde por su latitud geográfica. Estos son los parámetros meteorológicos habituales en la Capital de la Isla. Hay dos elementos climáticos que determinan la benignidad atmosférica - los alisios y la corriente fría de Canarias. El viento es prácticamente permanente en la Isla. Un fenómeno relativamente frecuente es la presencia de vientos procedentes del desierto del Sáhara, que arrastran grandes cantidades de polvo en suspensión. La cercanía de la Isla de Lanzarote con la costa Continental Africana hace que estos fenómenos de siroco, también denominado calima o tiempo sur, en Canarias, se hagan notar especialmente en la Isla, alcanzando temperaturas de hasta 46 ºC y visibilidad muy reducida. Existen excepciones, la meseta central de la Isla, entre los 200 y los 300 msnm, es sensiblemente más fría con temperaturas máximas en enero que no superan los 14 - 15 ºC de máxima y mínimas de 8 ºC o inferiores. En verano, las máximas en el área de Lanzarote central oscilan en torno a los 22 - 24 ºC de máxima y los 15 - 16 ºC de mínima, con un elevado nivel de humedad relativa y un viento del NE entre moderado y fuerte, reduciendo la visibilidad. Lanzarote está inmersa en la zona climática cálida y seca que se corresponde con su latitud, incluida en el cinturón de altas presiones subtropicales. Su clima es sub desértico, se caracteriza por tener un régimen pluviométrico escaso " pluviosidad menor a 200 mm anuales ", atribuible fundamentalmente a la especial orografía de la Isla, ya que su escasa altura impide la retención de la humedad que contienen los vientos alisios, con excepción de las zonas más altas " los Ajaches y los Riscos de Famara ". Esta característica impide la existencia de lluvias orográficas, tan abundantes en la Islas Occidentales, ya que no existen obstáculos montañosos de envergadura que puedan detener el llamado " mar de nubes ".

Naturaleza.

La Isla de Lanzarote cuenta con una espectacular Naturaleza, tanto en lo que se refiere a Paisajes, siendo estos uno de sus Principales Atractivos Turísticos, en cuanto a la Flora y la Fauna Insular, plagada de endemismos. Además, la Isla de Lanzarote ha estado a la vanguardia de las Islas Canarias, en lo referente a conciencia ambiental, como demuestra su pionero Marco legal para la Ordenación del Territorio o la Negociación de Moratorias para la Construcción, intentando lograr un perfecto equilibrio entre el desarrollo Turístico y la preservación del Medio Natural. Todo ello se vería recompensado con la Declaración de la Isla de Lanzarote como Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 1.993. En la actualidad, el 42 % del Territorio de la Isla se encuentra protegido bajo alguna de las figuras de conservación que contemplan las Leyes Canarias

Paisajes y Espacios Naturales Protegidos.

Cinco Hitos Geográficos marcan la morfología de la Isla de Lanzarote, dotándola de una personalidad única y albergando a cada uno de ellos de Paisajes diversos, de gran valor Natural y Geológico. Se trata de dos Macizos Montañosos de gran antigüedad, ubicados cada uno de ellos en el extremo Norte y Sur de la Isla " Famara - Guatifay y Los Ajaches " dos áreas del vulcanismo más reciente, que conforman la zona de volcanes de Timanfaya, en el Centro - Sur el volcán y malpaís de La Corona, al Norte, finalmente una lengua de arenas de Origen Marino que atraviesa el Centro de la Isla, en el área conocida como El Jable. Estos cinco espacios naturales, junto al conjunto de Islotes del Archipiélago Chinijo, al Norte de la Isla, alberga la mayor parte de los encantos paisajísticos de la Isla de los Volcanes.

Zona de Timanfaya.

Encuadramos aquí al conjunto de espacios sepultados o surgidos a partir  de las erupciones de Timanfaya, acaecidas entre el año 1.730 y 1.736, y que ocupan aproximadamente una cuarta parte de la superficie de la Isla. En el centro de esta zona se encuentra el área de mayor interés geológico y paisajístico, El Parque Nacional de Timanfaya, declarado como tal en agosto del año 1.974. Se trata de una superficie de algo más de 50 km2 en la que se pueden observar más de 25 volcanes, aparte de campos de lavas, lapillis y escorias volcánicas en perfecto estado de conservación. En su interior se encuentra el Monumento Natural de las Montañas del Fuego, donde se ubica el Centro de Visitantes del Islote de Hilario, gestionado por el Cabildo. Este espacio conserva aún cierta actividad volcánica, como demuestran las emanaciones de calor que produce la tierra. El Parque Nacional está rodeado por un segundo espacio protegido, el Parque Natural de los Volcanes, sepultado también por las erupciones de Timanfaya. Las lavas llegaron a las costas occidentales de la Isla, penetrando en el Océano y aumentando la extensión de la Isla de Lanzarote. El rápido enfriamiento de la lava al contacto con el agua, unido a la acción erosiva de las olas, creó un peculiar paisaje costero. Ejemplo de ello es el lugar conocido como Los Hervideros, cerca de la población de El Golfo. En sus inmediaciones se encuentra el Charco Verde o de los Clicos, una pequeña laguna de agua marina de color verde intenso a causa del Fitoplancton que habita en su interior, el nombre Clicó es el de un crustáceo, especie única, que tenía su hábitat exclusivo en esa laguna, y que desapareció en el Siglo XIX por sobrepesca. Lindando con el Parque Natural se halla el paraje de La Geria, muestra de una perfecta simbiosis entre el ser humano y la naturaleza. En La Geria el campesino lanzaroteño ingenio un sistema agrícola único en el mundo con el que pudo cultivar las tierras que habían quedado calcinadas por las cenizas, llamadas en Canarias " Picón ", retienen la humedad ambiental durante la noche y la filtran hacia la tierra que se encuentra debajo, al tiempo que aíslan a ésta durante el día. Un estrato calizo inferior impide que el agua continúe hacia el subsuelo. El sistema posibilita el cultivo de la vid en un espacio de clima subdesértico. Para ello, los agricultores tuvieron que buscar bajo el lapilli la " tierra madre " que había sepultada, plantar en ella las cepas, cubrir con capas de picón y construir muros de piedra volcánica que resguardaran a las parras del fuerte viento de la zona. Esto dio como resultado un paisaje excepcional, donde se producen los acreditados vinos de la Isla de Lanzarote, fundamentalmente a partir de la uva malvasía.


La Geria.

Los Hervideros.

Volcán y Malpaís de La Corona.

El Volcán de La Corona, es un gran cono volcánico situado al Norte de la Isla, en el municipio de Haría. De él proceden las lavas que constituyen el Malpaís de La Corona. Dada su relativa antigüedad, de unos 21.000 años, este espacio, al contrario de lo que ocurre en los campos de lavas de Timanfaya, ha sido colonizado por gran número de especies vegetales mayores, entre las que destacan la Tabaiba dulce y el Verode.
Por el subsuelo del Monumento Natural del Malpaís de La Corona discurre un extenso tubo volcánico de más de 6 kilómetros de longitud, que va desde el Cono Volcánico hasta el mar, adentrándose en él, formando un túnel submarino de un kilómetro y medio llamado Túnel de la Atlántida. Dos de los tramos de este conjunto de galerías están habilitadas para las visitas Turísticas. Se trata de La Cueva de los Verdes y Los Jameos del Agua.

Volcán de La Corona.

Los Jameos del Agua.

Los Jameos del Agua.


Cueva de Los Verdes.

El Jable.

Se conoce como el Jable a la lengua de terrenos cubiertos de arenas Organógenas que discurre por la parte Central de la Isla, desde las Playas de Famara hasta depositar las partículas arenosas en las zonas costeras en torno a las cuales se han levantado los núcleos poblacionales y turísticos de el Puerto del Carmen, Playa Honda y Arrecife. Estos paisajes son el resultado de la peculiar orientación del Macizo de Famara, formando en este entorno paisajes dunares de gran interés paisajístico y biológico, siendo esta zona área de nidificación de especies en peligro como la hubara Canaria.


Hubara Canaria.

Famara - Guatifay.

El extremo Norte de la Isla está delimitado por el Macizo Montañoso de Famara - Guatifay, sobre el que se sitúa la máxima elevación de la Isla  Lanzarote, Las Peñas del Chache " 670 m. de altitud ", y que se precipita hacia el mar en un inmenso acantilado conocido como el Risco de Famara. Se trata de una de las formaciones Geológicas más antiguas de la Isla y del conjunto del Archipiélago Canario, constituida por un importante apilamiento de coladas basálticas fisurales. Los Riscos y el Macizo de Famara tienen gran importancia desde un punto de vista biológico, convirtiéndose por sus peculiaridades y por el difícil acceso en verdaderos Santuarios Naturales, con gran cantidad de endemismos vegetales y especies en peligro de extinción. Desde la parte superior del Risco de Famara se obtiene una vista panorámica inigualable de la Isla de La Graciosa, separada de la Isla de Lanzarote por un estrecho brazo de mar conocido como El Río. Precisamente esta fue la zona elegida por el Artista lanzaroteño César Manrique para ubicar el Mirador del Río, desde el que se captan las mejores vistas del Archipiélago Chinijo.

Macizo Montañoso de Famara - Guatifay, y la Isla de la Graciosa.


Vistas del Archipiélago Chinijo desde el Mirador del Río.

Macizo de los Ajaches.

Ubicado al Sur de la Isla de Lanzarote, y con una antigüedad de 20 millones de años, se encuentra el Macizo de los Ajaches, zona de gran Interés Geológico y Paisajístico. Este espacio ha sido declarado Monumento Natural por la Administración Canaria. En su entorno se encuentra uno de los principales atractivos turísticos de la Isla, las playas de Papagayo, de arenas blancas, con vistas al Islote de Lobos y a la vecina Isla de Fuerteventura.

Macizo de los Ajaches.

Playas de Papagayo.

Islote de Lobos.

Flora.

La Isla de Lanzarote cuenta entre su flora con 16 endemismos exclusivos de la Isla, a los que se suman otros 30 exclusivos de las Islas Orientales, 41 de los endemismos Canarios y 19 endemismos Macaronésicos.
La escasa altitud de la Isla - 670 m. en su punto máximo - no permite el desarrollo de formaciones nubosas asociadas al viento alisio - fenómeno conocido en Canarias como Mar de Nubes - por lo que se reduce el número de pisos bioclimáticos con respecto a las Islas más altas del Archipiélago, más variadas en cuanto a microclimas. Así pues, en Lanzarote podemos distinguir un primer piso de vegetación asociado a las zonas costeras e intermareales, con especies adaptadas a condiciones extremas de salinidad e insolación, como el mato y las uvas de mar. Un segundo piso corresponde a los tabaibales. La tabaiba dulce es un endemismo Canario propio de las zonas bajas y secas, que por su profusión en Lanzarote fue declarada como símbolo vegetal de la Isla. El principal Tabaibal de Lanzarote se encuentra en el Malpaís de La Corona, al Norte de la Isla. En un piso superior de vegetación se encuentran las zonas dominadas por la palmera Canaria. El principal Palmeral de la Isla se encuentra en Haría, en el llamado " Valle de las Tres Mil Palmeras ", un verdadero Oasis al Norte de la Isla.
Otro aspecto que ha influido sobre la vida Natural de la Isla han sido los diferentes episodios volcánicos, que se han sucedido hasta épocas muy recientes. Así, mientras las zonas volcánicas más antiguas, como el Malpaís de la Corona, han sido pobladas por especies arbustivas como la tabaiba o el verode, la más recientes sólo admiten por el momento la colonización de comunidades de líquenes y briófitos, convirtiéndose en zonas volcánicas como Timanfaya en auténticos " laboratorios de vida ".

Tabaiba dulce.

Valle de las Tres Mil Palmeras, Haría.

Fauna.

La fauna vertebrada de Lanzarote, como en el resto de Las Islas Canarias, está dominada por las aves, de las que se conocen actualmente 40 especies nidificantes, frente a 3 de reptiles y 6 de mamíferos. Entre las primeras destacan el cernícalo, el alcaudón real, el alcaraván o la hubara Canaria. El Macizo de Famara, acantilado de 600 m. de altura y 14 km. de longitud es un santuario de especies, muchas de ellas amenazadas. Allí perviven los últimos Guirres " alimoches ", de la Isla, así como guinchos " águilas pescadoras " o halcones de berbería. La riqueza avícola se extiende también por los cercanos islotes del Archipiélago Chinijo, donde destaca la presencia de pardelas cenicienta.
Los reptiles más característicos de la Isla son el lagarto atlántico y el perenquén majorero. En cuanto a los invertebrados cabe destacar el llamado jameito " Munidopsis Polymorpha ", un cangrejo diminuto, albino y ciego, exclusivo de la Laguna de agua salada existente en el tubo volcánico de los Jameos del Agua, del que toma su nombre.

Alimoche.

Águila pescadora.

Halcón de Berbería.

 Pardelas Cenicienta.

 Lagarto Atlántico.

Perenquén Majorero.

Cangrejo Jameito.

Isla de Lanzarote.

 Norte de Lanzarote, al fondo la Isla de la Graciosa y Montaña Clara.

Historia de la Isla de Lanzarote " Prehistoria ".

 Los Fenicios llamaban a las Islas Canarias " Alizuth ", que significa placer y alegría, después de la llegada de los Griegos, cambio entre ellos la A por la E quedando " Elysius Parayso " que significa tierra voluptuosa y de júbilo. Muy pronto comenzó a sonar el nombre de Campos Elíseos, lugar donde se decía que los hombres pasaban una vida dulce y tranquila sin experimentar nieves ni lluvias. No tardó en sonar entre los Poetas y Filósofos las frases Campos Elíseos e Islas Afortunadas como sinónimos. Con respecto al Origen del nombre de Lanzarote hay varias Leyendas. La primera dice que "Antonio de Nebrija, creyó que Lanzarote era Lanza - rota, al haber sele roto la lanza al Conquistador Jean de Bethencourt ".  Otra nos cuenta que Lanzarote en Latín es Sarcocolla,  "cierta especie de resina o goma balsámica ". En Lanzarote existen unos arbustos llamados Tabaybas cuyo jugo es abundante, dulce y gelatinoso bálsamo. Y la tercera nos dice que  " En el Siglo XIII, un Genovés llamado Lancelotto Malocello visitaba una Isla a la que los nativos llamaban Tytheroygatra.  Este Genovés, comercio durante unos quince años y probablemente le dio el nombre de Lanzarote. según los primeros pobladores de estas tierras, eran seis las Islas Canarias sin contar las cinco pequeñas que forman el Archipiélago Chinijo. Esto puede dar lugar a otra hipótesis en la que sería posible que Fuerteventura y Lanzarote estuvieran unidas, ya que tampoco se hace mención de la Isla de Lobos. En Lanzarote existía una Muralla que separaba la Isla en dos mitades, esto nos hace suponer que hubieron dos reinos. Para realizar ofrendas, los nativos se subían a las montañas y levantaban las manos derramando jarros de leche. También existía una Corona, que se supone, fue la que se impuso el primer Rey de Lanzarote que logró unir los dos reinos. La Corona estaba hecha de pellejos de cabra y adornada con conchas.

Antonio de Nebrija.


Año 1.312, Lancelotto Malocello, pone pie en Lanzarote.

Historia de Isla de Lanzarote, Siglo XV.

El Obispado de Rubicón no fue el primero en las Islas Canarias ya que sobre el año 1.345, ya existía en Gran Canaria el Obispado de Telde, fundado por Mallorquines. Estos últimos, se llevaron doce aborígenes, para educarlos. Se calcula que a principios de Siglo la Isla tenía 800 habitantes, pero después de las invasiones y las capturas de isleños como esclavos, Jean de Bethencourt solo encontró unos 300 habitantes de armas. " Existe una teoría que afirma que Jean de Bethencourt arribo a Lanzarote antes de Julio de 1.402 ". Cuando Jean de Bethencourt llegó a Lanzarote reinaba Guadarfia, hijo de Guanarame y la Reina Ico, con el que llegó a un acuerdo de Paz, por el cual se reconocía a Guadarfia como Príncipe Independiente Aliado, a cambio de que los españoles protegieran a los isleños de los ataques de los piratas. Poco después se le concedió permiso a Jean de Bethencourt para construir un castillo, que se llamaría de Rubicón. Tras la continuidad de Jean de Bethencourt en su conquista, dejó a cargo del Castillo de Rubicón a Bertín de Berneval, el cual viendo la llegada a la Isla de Lobos un barco llamado Guianda a cargo del Capitán Francisco Calvo, le pidió treinta hombres para traerles cuarenta isleños de los mejores para venderlos en Europa. A lo que el Capitán Francisco Calvo contesto " Bertín de Berneval se apropia un derecho que no le pertenece, no se le den oídos, ni Dios permita que los mismos amigos de los generosos Caballeros Jean de Bethencourt y Gadifer de la Salle comentan la traición o la tiranía de despoblar este País, apoderándose de las reliquias de unos pobres Isleños, que se han puesto entre sus manos y bajo la fe de su protección ". Gadifer de la Salle estaba en la Isla de Lobos para cazar lobos marinos y aprovechar sus cueros para hacer zapatos. Al llegar otro barco a la Isla de la Graciosa, el Tajamar perteneciente a Fernando de Ordoñez, Bertín de Berneval hizo la misma propuesta, pero esta vez con éxito. Avisado por los isleños el 14 de Octubre de 1.402, de la presencia de Piratas en el Norte, Bertín de Berneval los reunió en la gran Aldea y tras prometerles protección y aprovechando la noche, apresó a 24 isleños de los cuales solo uno pudo escapar. Mientras en la Isla de Lobos, Gadifer de la Salle llevaba ocho días sin víveres, únicamente extendían un lienzo al sereno, que exprimian después por la mañana para refrescar sus bocas. Bertín de Berneval, por su parte dispuso de muchas mujeres, le encontraron forzandolas brutalmente, echando la culpa de estos hechos, robos y traiciones a Gadifer de la Salle.
Enrique III, concedió la investidura del Reino de Canarias a Jean de Bethencourt, después este último mandó a Gadifer de la Salle a Lanzarote para ver cómo iban las cosas y se encontró con el siguiente sentir Popular.

¿ Qué gente es la Europa ? ¿ Qué Fe, qué Religión puede ser la suya, si al mismo tiempo que nos hacen muchos elogios de su Santidad, son traidores para con nosotros y fraudulentos entre sí mismos ?. Ellos nos aseguran, que tenemos un alma inmortal, y que procedemos todos de un mismo padre - pero al mismo tiempo nos desprecian, como si fuéramos criaturas más viles - nos venden por esclavos - nos tratan de bárbaros y de infieles - sin tener presentes cuando les hemos honrado nosotros, y que hemos faltado a ningún pacto, ni desmentido en nada nuestro candor - 

Las crispaciones llegaban a tal punto que un Isleño llamado Ache, preparó el siguiente plan viendo el debilitado reino de Guadarfia. Pactar con los Franceses la derrota de Guadarfia y después unir todas las fuerzas de la Isla para expulsar a los Europeos. El 24 de Noviembre, Ache avisó a Gadifer de la Salle de que Guadarfia se encontraba en el Castillo de Zonzamas con 50 hombres. Gadifer de la Salle cogió 20 hombres armados y tras el amanecer atacaron el Castillo, pero los Isleños resistieron e hirieron a varios Europeos. Después los Isleños salieron al ataque sin orden ni concierto y lo único que encontraron fueron las flechas y espadas que acabaron con casi todos. Gadifer de la Salle hizo prisionero a Guadarfia y a Alby uno de sus mayores confidentes. Después los condujo donde estaban muertos los Europeos y en un ataque de cólera intentó degollar a Alby, pero Guadarfia le dijo.

Ah ! Europeo, no seas injusto... Alby esta inocente... Alby no tuvo parte en la desgracia de los tuyos, y yo te entrego mi cabeza, si la hallase culpado. ¿ Qué más puedo hacer que ofrecer entregarte los reos legítimos ? 

Gadifer de la Salle condujo a los dos prisioneros al Castillo de Rubicón. Allí Ache tuvo el arrojo de presentarse a Guadarfia para insultar, pero este le dijo.

Fore Trono queue... que más o menos quiere decir Ah ! malvado traidor.

Ache fue  proclamado Rey de Titheroygatra. Para ejecutar la segunda parte de su plan, Ache pidió unos soldados para recoger cebada para hacer pan. A poco que estos se distrajeron, intentaron acabar con ellos sin conseguirlo. Los Franceses al enterarse capturaron a un isleño y le cortaron la cabeza, poniéndola después en una lanza en una montaña. Guadarfia aún en prisión logró romper los grilletes y la cadena que le sujetaba, y en el momento oportuno escapó. Al llegar donde los suyos pidió que le trajeran a Ache ante su presencia, la presencia del auténtico Rey de Tytheroygatra. Ache fue preso, apedreado y por último quemado en la hoguera. En el año 1.403, se bautizaron a 80 isleños, y pasados unos días, apareció por la Isla de la Graciosa la Fragata Española con Jean de Bethencourt, 36 soldados, 44 ballesteros y una larga cantidad de víveres y municiones. A mediados de Agosto apareció cerca de la Isla de la Graciosa, la pequeña barca en la que habían huido los cómplices de Bertín de Berneval, desmontando las noticias de que habían naufragado en las costas de Marruecos. El primer día de Cuaresma del año 1.404, Jean de Bethencourt reunió a más de 200 personas entre Canarios y Europeos en lo que sería, más o menos, las primeras Cortes Generales. Allí dijo.

Mis amigos y hermanos en Jesu-Christo - ¿ Quien no ve que todo este País, y nosotros mismos hemos sido objeto de las gracias y bendiciones del Todopoderoso ? Dios nos ha tomado por instrumentos de una obra grande. Nosotros hemos sujetado a la verdadera Fe los bárbaros de cuatro hermosas Islas, y hemos exaltado así nuestras armas, y el nombre del Señor. Con gratulemonos - y ojalá quiera este mismo Numen invisible, que ha dirigido nuestros brazos, y cortado los laureles con que se ha coronado esta porción de la Conquista, consumar nuestra gloriosa obra, inspirado en nuestros corazones todos los sentimientos de paz y caridad. Solamente os he llamado a esta Fortaleza para comunicaros estos afectos de gratitud de que tengo penetrada el alma, y para explicaros por mi boca las providencias que he resuelto tomar por lo concerniente al Gobierno Político y Económico de los Estados. Ya sabréis que he nombrado por mi Lugarteniente y Gobernador a Maciot de Bethencourt, mi pariente, a quien desde ahora traspasó toda mi autoridad, para que en paz o en guerra maneje los negocios conforme al honor de su calidad, a la atención que piden mis intereses, y a la felicidad que se debe a todo el País. ¿ Podre estar seguro de que le obedeceréis, y entenderéis como a quien representa mi persona y mi Casa ? Tampoco ignoráis, que el Derecho a Quintos que me pertenece en las Islas, le tengo distribuido de forma que Maciot tenga con que sostener el lustre de su dignidad, y las Islas de Fuerteventura y Lanzarote dos Iglesias decentes para los Oficios Divinos. Pero como no consiste la verdadera Religión en tener grandes Templos y adornos magníficos, nada os suplico con más ansia que el que seáis buenos Christianos, amando, temiendo y sirviendo a Dios nuestro Señor. Yo parto con el empeño de daros un Obispo, que vele sobre el Gobierno Espiritual de esta reciente Iglesia, y puedo deciros que esta es el principal impulso que lleva a España y a Roma. Pedid al Señor me dilate la vida hasta conseguirlo...Y vosotros, mis amados Vasallos, grandes o pequeños, Plebeyos y Nobles, si tenéis alguna cosa que pedirme o advertirme, si halláis en mi conducta de quejaros, no receléis hablar. A todo el Mundo deseo hacer gracia y Justicia.

Llegó Jean de Bethencourt a Roma a ver a Inocencio VII, Papa de aquella época para pedirle el Obispado para Canarias. El Papa quedó cautivado por las Leyendas de las Islas Afortunadas y charló largo tiempo con el Conquistador. Después eligió a Don Alberto de las Casas para que erigiera bajo el título de San Marcial de Rubicón el Obispo de Canarias. Jean de Bethencourt muere en el año 1.425, a los 66 años. La llegada del Obispo Alberto de las Casas fue muy comentada y gentes de todos los lugares se acercaban a ver al representante de la Iglesia. Tenía Guadarfia una hija joven y hermosa con la cual se unió Maciot. El nombre de esta joven era Teguise y ese fue el nombre que dio Maciot a la aldea grande que los Naturales llamaban Acatife. Antes del año 1.414, murió Don Alberto de las Casas, al que rindieron honores por su buena gestión al frente del Obispado de Canarias. Le sucedió un franciscano Fray Alonso de San Lucar de Barrameda, el cual no se presentó en las Islas creando un gran enojo. Tras esta falta, comenzó el declive de Maciot que optó, seguramente aconsejado por sus vasallos, por el camino de la tiranía. Se extendió el rumor de que Jean de Bethencourt había muerto y de que Maciot no era nadie sin su primo. Esto, la falta del Obispo y la pérdida del respeto por parte de los vasallos, hizo que Maciot comenzará a vender a sus vasallos a Europa. Llegó un nuevo Obispo a Lanzarote, Fray Mendo de Viedma que al ver esas injusticias pide a Maciot que recapacite, pero este hace caso omiso. Las fechorías de Maciot llegan a oídos del Rey Don Juan II. La Corona mandó que habilitarán en San Lucar de Barrameda, tres embarcaciones con cuánta munición y personas hicieran falta para hallar culpable al imprudente Maciot. Pasamos a describir las ventas de las Islas Canarias que hicieron tras la llegada de las tres embarcaciones - Maciot vende las Islas Canarias a Pedro Barba de Campos, luego a un Infante de Portugal y al Conde de Niebla. Pedro barba de Campos a Fernán Pérez de Sevilla. Fernán Pérez  al mismo Conde de Niebla. El Conde de Niebla a Guillén de las Casas. Guillén de las Casas a Hernán Peraza. En este mismo tiempo el legítimo dueño y propietario Jean de Bethencourt, dejaba en testamento Las Islas Canarias a su hermano Reynaldos. Pero por si fuera poco el " trapicheo " de titularidad, años más tarde el Rey Don Martín de Atayde González, Conde de Atouguia, por acompañar desde Portugal a Córdoba a la Infanta Doña Juana que venía a ser Reina. Sucede a Fray Mendo de Viedma, Don Fernando Calvetos, Clérigo Secular. Tras la muerte de los Peraza hereda el Estado de las Islas Canarias, Doña Inés Peraza, que al ser muy joven tuvo que buscar esposo. Y el título recayó sobre Diego García de Herrera. La boda se celebró en el año 1.445. En el año 1.476, el pueblo de Lanzarote se revela contra Diego de Herrera y Doña Inés Peraza por sus continuos reclutamientos de isleños para hacer la guerra a las Islas infieles y su gestión abusiva. Tal fue la rebelión, que corrían todos los vecinos por las calles de la Villa gritando que eran vasallos de los Reyes Católicos y que solo por ellos querían ser mandados y juzgados. Después Juan Mayor y Juan Armas partieron a la Corte para expresar el sentimiento del pueblo de Lanzarote. Diego de Herrera embarcó también detrás de ellos para detenerlos, pero cuando quedaba una jornada para Córdoba, asalta a Juan Mayor y Juan de Armas, cuatro hombres que los llevan presos a Huévar. Estos hombres eran envidiados por Pedro García de Herrera, primogénito de Diego de Herrera que al enterarse de la noticia corrió a apresar a los que marchaban a condenar a sus padres. Les quitaron unos pergaminos de Don Juan II y de otros Reyes en los que se hablaba de los fueros y privilegios de la Isla, los poderes del vecindario y otros documentos útiles. Cuando fueron puestos en libertad por el Doctor Antón Rodríguez de Lillo nunca les fue devueltos los valiosos pergaminos. Aún así se presentaron en las Cortes y explicaron a los Monarcas que eran gentes pobres, miserables y maltratados por sus Señores. Exponían también el alto tributo que pagaban y que solo tenían el agua del Cielo, queso y ganado cabrío, que cuando un año cogían pan estaban dos sin el . Que les mandaban a guardar las fortalezas de las otras Islas infieles. La Reina mandó dar a la Isla de Lanzarote su Carta de AmparoSalvaguardia  y bienes de los vecinos. También mandó a Esteban Pérez de Cabitos la gran Comisión de examinar los derechos de Diego de Herrera y Doña Inés sobre las Islas Canarias, de las que se intitulaban Señores. Doña Inés de Peraza en venganza llenó toda la Isla de tributación y de sangre. Mandó prender a 12 vecinos de los más alborotadores y les embargó los bienes, papeles, títulos y escrituras. No paró aquí el castigo, la mitad de los 12 vecinos fueron arrestados y ahorcados, y la otra mitad hubiera corrido la misma suerte si no llegan a huir a Sevilla " Pedro y Juan de Aday, Juan Ramón, Francisco García, Bartholome Heneto y Juan Bernal ", los cuales fueron atacados por los Portugueses y desposeídos de escrituras y cartas de derechos, que posteriormente pasaron a manos de Vizcaínos que acabaron con los Portugueses. En el año 1.477, se resolvió sobre el Señorío en las Islas, de tal manera Diego de Herrera y su esposa recibieron cinco cuencos de maravedies, El Título de Condes de la Gomera, y fueron despojados de Tenerife, Gran Canaria y La Palma. En el año 1.485, se ordena el traslado de la Cathedral de San Marcial de Rubicón, a la nueva Iglesia de Santa Ana en la Isla Gran Canaria, en lo que se llamaría la Villa del Real de las Palmas.
El 22 de Junio de 1.485, muere Diego de Herrera con casi 60 años en la Isla de Fuerteventura a causa de una enfermedad grave. Dejó tres hijos Pedro García de Herrera, Fernán Peraza, Sancho de Herrera y dos hijas Doña María de Ayala, mujer de Diego de Silva, Conde de Portalegre y Doña Constanza Sarmiento, mujer de Pedro Fernández de Saavedra, hijo del Mariscal de Zahara. Pedro García de Herrera, aunque era el primogénito fue desheredado. A Sancho de Herrera, se le adjudicaron cinco partes de doce sobre la renta y jurisdicción sobre las dos Islas Grandes, Lanzarote y Fuerteventura con las cuatro pequeñas Islas,  Alegranza, La Graciosa, Lobos y Santa Clara. A Doña María de Ayala otras cuatro partes. A Doña Constanza Sarmiento las otras tres restantes. Y a Fernán Peraza, que era el predilecto de su madre Doña Inés de Peraza, se le asignó  las Islas de Gomera e Hierro. Este último murió de manos de los Isleños de la Gomera por sus malos tratos para con ellos. Tras la muerte de Sancho de Herrera pasa el Gobierno de la Isla de Lanzarote a manos de su hija Doña Constanza Sarmiento y Pedro Fernández de Saavedra el Mozo su Yerno.

Historia de la Isla de Lanzarote, Siglo XVI.

El 7 de Septiembre de 1.569, atacó la Isla de Lanzarote el Corsario Galafat con nueve Galeras con siete Banderas y seiscientos tiradores, por orden del Rey Moro de Fez. El Conde de la Isla de Lanzarote logró apresar una bandera y dar muerte a 50 Moros, sin embargo los Moros arrasaron en toda la Isla y capturaron a más de 90 personas. A finales del año 1.586, entró en la Isla de Lanzarote el Corsario Argelino Morato, con 7 Galeras, 800 hombres de armas y 400 Turcos. Después de dos ataques al Castillo de Guanapay consiguieron doblegar, muriendo el Gobernador Diego de Cabrera Leme. Argelino Morato quemó más de diez mil fanegas de trigo y cebada, quemando también los Archivos y Oficios de los Escribanos sin que se salvase ningún Documento o Manuscrito Antiguo.
También secuestró a Doña Inés Benítez de las Cuevas mujer de Don Agustín de Herrera y Roxas primer Marqués de la Isla de Lanzarote, y a Doña Constanza de Herrera su hija, las cuales fueron liberadas a cambio de cinco mil ducados y dos rehenes, Don Diego Sarmiento, hermano del Marqués y Marcos de San Juan Peraza, que estuvieron en Marruecos hasta el año 1.590. El 13 de Abril de 1.596, llega a la Isla de Alegranza, una escuadra que se adentra hasta llegar al Puerto de Naos en Lanzarote. Desembarco Juan Berkley con unos 500-600 hombres para robar las cien mil libras esterlinas de renta que poseía la Villa Capital de Teguise. Al llegar a la Villa se encontraron que los habitantes habían huido con todo lo de valor. Mando, Juan Berkley un destacamento a perseguir a los furtivos que se resguardaron en un Castillo en la cima de una Montaña "  El Castillo de Guanapay " el cual fue sometido por los Ingleses. El Castillo contiene 12 piezas de artillería desmontadas, guijarros y piedras. Según cuenta el Conde Jorge de Cumberland y el Capellán Doctor Layfield, la Villa de Teguise se componía de poco más de cien casas pequeñas cubiertas de caña y paja o de tortas de barro endurecidas al sol. La Iglesia carecía de ventanas y sólo recibía luz por la puerta. No había ninguna división para el Coro y a ambos lados había unos poyos de piedra hasta el Altar Mayor. El Convento de San Francisco se comenzaba a edificar y ya contaba con una abundante huerta.
Don Agustín de Herrera, Marqués de la Isla de Lanzarote, al no obtener sucesión por parte de la Marquesa Doña Inés Benítez, enamorose de Doña Bernardina de Cabrera y León, mujer de Teodoro Espelta, Genovés. El Marqués solía frecuentar la casa de Doña Bernardina, la cual, un día estando de antojo por su embarazo de 5 meses, mandó a su marido a buscar fruta. A la mañana siguiente Teodoro Espelta amaneció muerto detrás de una pared de su propia casa sin signos de violencia. Todo el mundo achacaba esta muerte al Marqués Don Agustín de Herrera. A los tres meses dio a luz Doña Bernardina a Doña Juana, que se llamó de Herrera y al cabo de dos años a Doña Constanza, a quienes el Marqués mantenía.
Doña Bernardina movida por el remordimiento Cristiano decidió retirarse a un Monasterio en la Isla de Madera, donde tomó el hábito de Religiosa de Santa Clara. Dado que el matrimonio de los Marqueses era estéril, decidieron acoger a las hijas de Doña Bernardina como suyas,  haciéndolo ver así ante los ojos del pueblo. Tanto es así que en el año 1.573, habiendo obtenido Real Facultad para legitimarla Doña Juana de Herrera, el Marqués Don Agustín de Herrera, prefirió a Doña Constanza, ya que según él esa era su hija ya que había sido concebida después de la muerte de Teodoro Espelta mientras que Doña Juana de Herrera, siempre pensó que era hija del difunto Teodoro Espelta. Al ser Doña Constanza la nueva Marquesa de la Isla de Lanzarote, se convirtió en un buen partido para futuros maridos. Y este no fue otro que Gonzalo Argote de Molina, Veinticuatro de Sevilla, Provincial de la Santa Hermandad de Andalucía, Señor de la Torre de Gil de Olid, Criado del Rey y Caballero ilustre por su Nacimiento y Escritos. La boda se celebró en la Isla con regocijos y fiestas públicas. Años más tarde Doña Juana de Herrera era desposada en la Isla de Madera con Don Francisco Achioli de Vasconcelos. El 8 de Mayo de 1.588, moría a los 70 años de edad, Doña Inés Benítez  de las Cuevas y Ponte muere. El 22 de Noviembre se volvía a casar el Marqués Don Gonzalo Argote de Molina, en un viaje a Madrid con Doña Mariana Manrique de la Vega, hija de Don Diego de Tebes y Brito, gentil hombre de la casa Real, Doña Mariana Manrique de la Vega, llevo diez mil ducados de dote. Don Gonzalo Argote de Molina, aprovechando la ausencia de su Suegro intentó apoderarse del Gobierno Civil y Militar de la Isla de Fuerteventura, lo consiguió gracias a Don Luis de la Cueva y Benavides, Capitán General de las Islas Canarias, quien puso a disposición de Don Gonzalo Argote de Molina el Gobierno, aludiendo a una posible invasión enemiga. Don Gonzalo Argote de Molina soltó a los presos de las cárceles, abolió a los Regidores que componían el Ayuntamiento, nombrando en su lugar a 24 Sevillanos. Impuso Tributos y ejecutó a quienes osaron resistirsele.
Los Señores de La Isla de Fuerteventura hicieron llegar estos relatos al  Trono, y el Señor Don Felipe II mandó a Don Luis de la Cueva, que dejase de ayudar a Gonzalo Argote y le obligará a abandonar la Isla de Fuerteventura para que en esta vivieran pacíficamente. El 18 de Febrero de 1.598, murió en la Villa, Capital de Teguise, Don Agustín de Herrera y Roxas primer Conde y Marqués de la Isla de Lanzarote.
Sobre esa época se había extendido por la Isla de Lanzarote, la Peste, el Marqués Don Agustín de Herrera murió de una enfermedad crónica y muy dilatada, no de la Peste como se creía.
 Sucedió, a Don Agustín de Herrera su hijo legítimo a la edad de 4 años. Doña Mariana viuda de Herrera, tomó posesión del Estado en calidad de Tutora del nuevo Marqués el 11 de Octubre de 1.598. Este acto se celebró en la Iglesia Mayor de Nuestra Señora de Guadalupe. El Gobernador Sancho de Herrera, Ayala y todos sus Regidores le besaron la mano y ella juró guardar las Leyes y Ordenanzas, procediéndose al Inventario.
El Inventario constaba, en Resumen, de lo siguiente.
 - Once partes de doce en la Isla de Lanzarote y Fuerteventura, con Jurisdicción Civil y Criminal, alto bajo y mixto Imperio.
- las Rentas de Orchillas, Quintos, Pan y Menudos pertenecientes al Estado.
- Las Fortalezas de Guanapay y del Puerto Principal de la Isla de Lanzarote, con 12 piezas de Artillería, 8 de bronce y 4 de hierro, colado con sus utensilios.
 - Un Palacio en la Villa de Teguise. El Cortijo de Inaguaden, sus Alquerías, Atahona y Mareta.
- 95 Yuntas de bueyes, 6 camellos, 8 yeguas, 4 potros y 148 cabras.
 - Tierras de pan, sembrar en los términos de Ye, Osola, Xable, Chacabona, Hize, Tomazen, Aria, Peñón, Marguijo y Fiquen.
- 4 esclavas y 3 esclavos negros y moriscos.
- La Marca de Jandía y Viña de Anibal de la Isla de Fuerteventura.

 
 Aeropuerto Adolfo Suárez, Madrid.


  Aeropuerto Adolfo Suárez, Madrid.



Hotel Rubicon Palace. 



















































Aeropuerto de Lanzarote - Guacimeta.