jueves, 1 de febrero de 2018

Leif Eriksson



Leif Eriksson
 En nórdico antiguo Leifr Eiríksson, apodado El afortunado, Leifur heppni "c. 970-c. 1020", fue un explorador vikingo considerado como uno de los primeros Europeos que llegó a América del Norte.​ Su patronímico, Erikson, se puede escribir también como Ericsson, Eiríksson o Ericson. En el año 2009, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, proclamó al día 9 de octubre Día de Leif Erikson. Posiblemente nacido en Islandia, Leif fue el segundo de los hijos del explorador Noruego Erik el Rojo, quien hacia el año 985, fundó el primer asentamiento vikingo en Groenlandia, poco después de haber sido exiliado de Islandia. En el año 999, visitó Noruega y fue bautizado bajo amparo del Rey Olaf Tryggvason, pasando el invierno con él.​ Alrededor del año 1000, guiado por los relatos del comerciante Bjarni Herjólfsson, se dirigió hacia el oeste y pasó un invierno en una tierra a la que denominó Vinland y que describió como abundante en salmones y pastizales. Su campamento constituiría el primer asentamiento Europeo en América, quinientos años antes que Cristóbal Colón.​ Se cree que fue uno de los primeros que descubrió el Continente Americano sin saber lo que había descubierto. Su hermano Thorvald Eriksson, fue el primer Europeo en tener contacto con amerindios, y también su primera víctima. El campamento, Leifsbúðir, estaba ubicado en el extremo norte de la isla de Terranova, posiblemente en el lugar conocido actualmente como L'Anse aux Meadows y duró sólo unos años antes de ser abandonado, por causas inciertas, tal vez debido al clima, a la agresividad, el pillaje o el continuo hostigamiento que sufrían los colonizadores por parte de los indígenas posiblemente algonquinos.
Vida Temprana
Thorvald Asvaldsson fue desterrado de Noruega por homicidio y se exilió en Islandia acompañado por el joven Erik. Cuando el propio Erik fue desterrado de Islandia viajó hacia el oeste a una zona a la que llamó Groenlandia donde estableció el primer asentamiento permanente en el año 986. Tyrker, uno de los esclavos de Erik, le fue confiado especialmente el cuidado de los hijos de Erik, de este modo Leif se referirá a él como su padre adoptivo. Leif era el hijo de Erik el Rojo y su esposa Thjodhild, y el nieto de Thorvaldr Asvaldsson. Él era un vikingo desde su nacimiento. Su año de nacimiento se suele fechar entre el c. 970. A pesar de su lugar de nacimiento éste no está referenciado en las sagas, es probable que él naciera en Islandia el lugar donde se conocieron sus padres posiblemente en algún lugar a las afueras de Breiðafjörður y posiblemente en la granja donde la familia de Thjóðhild pudo haberse establecido. Leif tuvo dos hermanos cuyos nombres eran Thorsteinn y Thorvaldr, y una hermana, Freydís.
Misionero
A Leif Eriksson se le atribuye la cristianización de Groenlandia, pero el profesor Jón Jóhannesson demostró que la misión evangelizadora nunca tuvo lugar y que fue un invento de finales del siglo XII, obra del monje Gunnlaugr Leifsson. El argumento es algo intrincado, pero en resumen se orienta a la cantidad de presuntos países que fueron convertidos por Olaf Tryggvason en apenas cinco años de reinado.​ Durante su estancia en las Hébridas, Leif se enamoró de una dama noble, Thorgunna. Ella dio a luz a su hijo, Thorgils cuando Leif vivía en Groenlandia. Las sagas solo mencionan una relación con una mujer de las Hébridas llamada Þórgunna, quien concibió un hijo considerado ilegítimo, Þorgils Leifsson (n. 1000).



Erik el Rojo


Erik el Rojo
Erik Thorvaldsson, nórdico antiguo, Eirikr Þorvaldsson, más conocido como Erik el Rojo, 950 - 1003, fue un vikingo, comerciante y explorador noruego de finales del siglo X.​ Fundó el primer asentamiento vikingo en Groenlandia. Nació en el distrito de Jæren, Rogaland, Noruega, hijo de Thorvald Asvaldsson, un exiliado por asesinato.​ Se ha especulado con que el apodo de el Rojo, posiblemente fuera por ser pelirrojo.
Descubrimientos
Aunque la cultura popular acredita que Erik fue el primero en descubrir Groenlandia, actualmente perteneciente a Dinamarca, las sagas islandesas sugieren que otros exploradores nórdicos la descubrieron e intentaron colonizarla antes que él. La tradición asegura que Gunnbjörn Ulfsson, también conocido como Gunnbjörn Ulf-Krakuson, fue el primero en divisar esta masa de tierra. Un siglo antes de la llegada de Erik, fuertes vientos habrían arrastrado a Gunnbjörn hacia esa tierra, a la que llamó, Islas Gunnbjörn o Gunnbjarnarsker. La naturaleza accidental de tal descubrimiento, sin embargo, hace que el crédito mayor en la historia de Groenlandia lo tenga Erik el Rojo, como su descubridor oficial. Después de Gunnbjörn, Snaebjörn Galti visitó asimismo Groenlandia. De acuerdo con registros de la época, el intento de este hombre de establecer una población allí terminó en desastre. Dentro de este contexto, aproximadamente en el año 982, Erik navegó hacia esta misteriosa y desconocida tierra. Rodeó el extremo sur de la isla, luego conocido como cabo Farewell, y navegó la costa occidental. Con el tiempo alcanzó una parte de la costa que estaba razonablemente libre de hielo y que por tanto tenía, al igual que Islandia, condiciones que le daban probabilidades de prosperidad y desarrollo futuro. Según la saga anteriormente citada, Erik pasó tres años de su exilio explorando esta tierra. La bautizó Groenlandia, Tierra Verde. El primer invierno allí lo pasó en Eiriksey, y el segundo en Eiriksholmar, cerca de Hvarfsgnipa. El siguiente verano exploró toda la línea de la costa hasta lugares bastante al norte, como Snaefell o Hrafnsfjord. Cuando su exilio terminó, regresó a Islandia y trajo consigo magníficas historias sobre aquella Tierra Verde. Erik bautizó aquella tierra con un nombre mucho más sugerente que Islandia, Tierra de Hielo, con el fin de atraer a colonos islandeses, puesto que creía que con ello la gente se sentiría más dispuesta a participar en la colonización. Para crear un establecimiento duradero en Groenlandia, Erik necesitaba a cuanta persona pudiese atraer. Su plan funcionó bastante bien, y muchas personas, particularmente aquellas pobres gentes de Islandia y aquellos que habían sufrido los estragos de la reciente hambruna fueron convencidas de que Groenlandia podría ser su gran oportunidad. Tras pasar el invierno en Islandia, Erik volvió a Groenlandia el siguiente verano, en el año 985 D.C., esta vez con un gran número de colonos, quienes establecieron los primeros dos asentamientos en la costa suroccidental, el asentamiento oriental, Eystribyggð, en lo que hoy es Julianhåb, donde Erik tenía su granja llamada Brattahlíð, y el asentamiento occidental, Vestribyggð, en la actual Nuuk, con el tiempo, se desarrolló un asentamiento medio, pero muchos expertos opinan que formaba parte del occidental. Ambos asentamientos, ubicados en la costa suroccidental, resultaron ser las únicas zonas donde la agricultura era posible. Durante el verano, cuando el clima era más templado, los colonos enviaban verdaderos ejércitos hacia el norte, a la Bahía Disko, sobre el Círculo Polar Ártico, a cazar. Así, conseguían carne de foca, cuya piel también era utilizable como ropa, y marfil de morsas, narvales o ballenas encalladas en la costa, si tenían suerte. Es probable que en estas expediciones se hubiesen encontrado con los Inuit, quienes todavía no habitaban la parte oriental de la isla.


Eystribyggð
En Eystribyggð, Erik construyó la hacienda Brattahlíð, cerca del presente Narsarsuaq, para sí mismo. Erik sostuvo el título de Jefe Principal de Groenlandia y obtuvo gran respeto y riquezas. La empresa involucró un total de veinticinco embarcaciones, catorce de las cuales completaron exitosamente la travesía, y de las once restantes, algunas regresaron a Escandinavia, mientras que otras desaparecieron en el océano. El asentamiento floreció, albergando un total de 3000 habitantes, esparcidos sobre una vasta área a lo largo del Eriksfjord y otros fiordos contiguos. Llegaban grupos de inmigrantes que escapaban de la superpoblada Islandia y se unieron a los colonos originales. Sin embargo, algunos colonos que llegaron en el año 1002 d. C., trajeron consigo una epidemia que causó estragos en la población de la isla, matando al propio Erik. Con todo, la colonia rebrotó y sobrevivió hasta la Pequeña Edad de Hielo en el Siglo XV, cuando se hizo inviable para el estilo de vida europeo. Los ataques de piratas, los conflictos con los Inuit que invadían sus tierras y el abandono por parte de Noruega forzaron el declive de la población.
Los descendientes de Erik
La historia dice que Erik y su esposa Theodhild tuvieron cuatro hijos, una hija, Þuríður Eiríksdóttir, n. 978,​ y tres varones, el también famoso explorador Leif Eriksson, Thorvald y Thorsteinn. De otro matrimonio tuvo una hija, Freydís Eiríksdóttir. Erik fue ferviente defensor del paganismo nórdico, a diferencia de su hijo Leif y su esposa, quienes construyeron la primera iglesia cristiana en América en el patio de su granja. A pesar de lo que se ha especulado, parece improbable que haya sido Leif el pionero del cristianismo en Groenlandia. Leif Eriksson se convirtió en el primer vikingo y europeo en explorar la tierra de Vinland, hoy parte de Terranova y Labrador, Canadá. Cuenta la leyenda que Leif invitó a su padre para el viaje, pero que este cayó de su caballo en el camino y, tomando esto como un mal presagio, decidió quedarse. Erik murió el primer invierno, tras la partida de su hijo.

Leif Eriksson