Mostrando entradas con la etiqueta Lagos de Covadonga ( Vega de Ario y Mirador de Ordiales ). Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Lagos de Covadonga ( Vega de Ario y Mirador de Ordiales ). Mostrar todas las entradas

jueves, 27 de noviembre de 2014

LAGOS DE COVADONGA ( Vega de Ario y Mirador de Ordiales ).

Ruta de los Lagos de Covadonga (PR PNPE-2)
Comunidad Autónoma: Asturias.
Provincia:
Asturias.
Zona:
Picos de Europa.
Población: Covadonga.
Municipio: Cangas de Onís.
Tipo de recorrido: Circular
Recorrido:6 km
Desnivel: 215 m.
Tiempo: 1 horas
Dificultad: Baja
Señalización:Señalizada
Época recomendada: invierno
 Sendero homologado: si.

Dos leyendas sobre los Lagos de Covadonga: 

Una dice que los Lagos Ercina y Enol, surgen de dos lágrimas que depositó amorosamente la Virgen sobre la Montaña de Covadonga. Cuentan que en tiempos inmemoriables en el lugar que hoy ocupan los lagos Ercina y Enol, había unas camperas con abundante pasto y muchas cabañas.
Un día llegó al lugar una bellísima dama y se mascaba una gran tormenta, por ello pidió cobijo en las majadas del lugar y en todas recibió negativas excepto en la majada de Los Acebos, en que una pastora le abrió la puerta de su casa.

La dama le rogó que recogiese el ganado que tuviera en las camperas vecinas y así lo hizo. A la mañana siguiente la pastora comprobó con asombro que aquellas vegas, se habían convertido en lagos.




Los Lagos de Covadonga, denominados Enol y La Ercina, se encuentran en el Macizo Occidental o del Cornión, dentro de Los Picos de Europa, en Asturias oriental, a ellos se llega por carretera desde Cangas de Onís y Covadonga, son punto de partida de numerosas rutas de senderismo y montañismo.

















RECORRIDO:

Comenzamos la ruta en el aparcamiento de la Buferrera, tomando la senda que lleva hacia el centro de interpretación.
En menos de un kilómetro llegaremos a una bifurcación en la que podemos optar por cualquiera de los dos caminos. Uno de ellos atraviesa la Buferrera y el otro la bordea.
Al llegar al monumento al Minero, punto donde se juntan los dos caminos anteriores, tomaremos las escaleras de la izquierda, que ascienden hacia el lago de la Ercina.
Al llegar al aparcamiento, nos dirigiremos a los edificios que vemos al fondo, y seguiremos por un sendero que bordea el lago, por unas escaleras que ascienden hacia el mirador de la Picota.
Continuaremos bordeando el lago hasta alcanzar un camino, por el que seguiremos hasta llegar al muro de contención del lago. En este punto hemos de ascender hacia nuestra derecha, hacia el collado de las Reblagas.
Al llegar al collado, pasaremos por detrás de una cabaña y seguiremos la senda hasta llegar a la Majada del Bricial. Desde aquí tomaremos un camino que atraviesa unos resaltes rocosos, dejando el bosque Palomberu a nuestra izquierda, hasta llegar a un claro con una bifurcación de caminos. Aquí hemos de seguir hacia nuestra derecha, hacia la cabaña Regina.
Desde la Cabaña Regina tomaremos la pista que nos lleva hasta el lago Enol. Abandonaremos la pista para bordear este lago durante un tramo y después alcanzaremos la carretera, que nos llevará de vuelta hasta el aparcamiento de Buferrera.
Esta pequeña ruta se desarrolla en torno al Pico El Mosquital y bordea los lagos de Covadonga: el lago Ercina y el lago Enol. También nos permite observar el paisaje modificado a lo largo del siglo XX de las minas de la Buferrera, donde se extraía cinabrio, manganeso y hierro, que era trasladado a pie o en burros hasta Covadonga y luego hasta el puerto de Ribadesella.
Los lagos Enol y Ercina de Covadonga.
Ambos son de origen glaciar, se encuentran sobre terrenos calizos y en profundidad han sido sellados por la arcilla resultante de la descalcificación...
El lago Enol.
 Es el primero que se encuentra y se ubica a 1.070 m. de altitud y alcanza los 23 m. de profundidad. En sus aledaños se puede observar una gran riqueza de especies de flora.
El lago La Ercina.
  Está a 1.108 m. de altitud y su profundidad máxima es de 3 m., en él viven fochas, ánades azulonas y en los meses fríos se pueden observar cercetas, porrones, garzas..
Se originó al retirarse el frente glaciar y acumularse depósitos de morrenas en su frente que hizo de tapón, a la vez que la descalcificación de las calizas, dió lugar a arcillas que depositadas en la base, hizo impermiable el suelo que impidió que el agua acumulada se escapase....


 


En las inmediaciones de Los Lagos de Covadonga, al Norte del Lago Ercina, se ubican las Minas de Buferrera, que se beneficiaron de hierro y manganeso, los cuales rellenaban cavidades carsticas...

Las minas de Buferrea están enclavadas en pleno corazón del Parque Nacional de Picos de Europa, junto a lo que es hoy el principal atractivo turístico del PNPE, los lagos de Covadonga.Las labores se encuentran enclavadas unos metros por encima del Centro de Visitantes Pedro Pidal y a unos 200 m. por debajo del Lago Ercina.En la segunda mitad del siglo XIX, en el año 1879 se crea la explotación, de la cual se extraía cinabrio, manganeso y hierro, aunque mayoritariamente se beneficiaba el manganeso, que afloraban irregularmente entre un karst de caliza, este hecho ha producido que ahora se contemple un paisaje increíble. El mineral se extraía en cestos y se bajaba a mano y en mulos hasta Covadonga, (hasta que se determinó la construcción de la carretera de los lagos y el antiguo ferrocarril a Covadonga) para después llevarlo hasta el puerto de Ribadesella, desde donde partía hacia Francia e Inglaterra. En aquella época llegaron a trabajar en las minas de la zona cerca de 500 trabajadores, 14 de los cuales perdieron allí la vida. 





Los Lagos de Covadonga,son punto de partida de numerosas rutas de senderismo y montañismo. Dos de ellas muy conocidas, como La Vega de Ario y El Mirador de Ordiales. La Vega de Ario, sita en ASTURIAS ORIENTAL, es uno de los rincones más apartados y bonitos de los Picos de Europa, desde allí se observan los Urrieles donde destacan las Cumbres del Torrecerredo (2.648 m.), Llambrión (2.642 m.) y el Tesorero (2.570 m.) que limita a León, Cantabria y Asturias. unos 12 Km.


Nombre de la ruta: Vega de Ario (PR PNPE-4)

Comunidad Autónoma: Asturias
Provincia: Asturias
Zona: Picos de Europa
Población: Covadonga
Municipio: Cangas de Onís
Tipo de recorrido: Ida y vuelta
Recorrido: 13 km
Desnivel: 770 m.
Tiempo: 5 horas
Dificultad: Media
Señalización: Señalizada
Época recomendada: primavera, verano, otoño, invierno
Sendero homologado: si

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA: 
El vehículo hay que aparcarlo en las proximidades del lago de laErcina, desde donde parte a mano izquierda y según la dirección S-SE., una senda bien marcada que se dirige bordeando inicialmente el lago, a la majada de la Veguina o de la Ercina, próxima a una fuente donde podemos tomar agua.Esta senda nos lleva en subida y bordeando la Riega del Brazu hasta la majada de las Bobias (1.280 m.), donde poco más allá hay una fuente y un abrevadero para el ganado.Hay que fijarse en unas señales pintadas de amarillo que hay de frente, que suben entre unas peñas y que en pocos minutos, después de un breve ascenso, dan vista a la majada de Redondiella, situada en un plano más bajo. El estrecho camino desciende hasta el riachuelo Llaguiellu, donde se inicia una fuerte subida en zigzag por la cuesta de las Reblagas, en lo alto se localizan unas camperas en terreno llano, denominadas , de las Campizas y de los Abedules (1.400 m.), para remontar ascendiendo hasta el collado del Jito (1.660 m.), desde donde se divisa una impresionante vista de montaña, No se pueden describir las sensaciones de ver el macizo central de los Picos de Europa, perfilado en lo bajo por el desfiladero del río Cares, y con el enfoque en la cercanía de las cumbres del Jultayu y Cuvicente y toda la serie de cumbres que a la derecha se alinea en ascenso hasta laPeña Santa.  
Desde aquí se aprecia la Vega de Ario a nuestra izquierda, donde se asienta el refugio Marqués de Villaviciosa.
En esta Vega de Ario además del refugio se encuentran los restos de las cabañas de pastores que formaban la actividad del entorno, además de números asentamientos de espeleología de ámbito internacional por la importancia de las simas que en este lugar se localizan.Desviándonos a la izquierda, casi en llano, y atravesando pequeños jous, llegamos al refugio de Vega de Ario, final de nuestra ruta, regresando por el mismo itinerario.Su nombre oficial es "Refugio Marqués de Villaviciosa" pero es conocido popularmente como Refugio de "Vega de Ario" por su ubicación. Está situado a 1.634 m. de altitud asentado sobre ésta verde vega del macizo occidental, rodeado de picos emblemáticos como el Jultayu, Cuvicente o Vedilluenga entre otros, que son excelentes miradores sobre el desfiladero del Cares y el Macizo Central. Junto al refugio hay una fuente pero sobre todo en verano se suele quedar sin agua.

El refugio de la Vega de Ario.
 Está dotado con 30 plazas con literas acolchadas, pero se aconseja llevar saco de dormir.
El guarda del refugio, perteneciente a la Federación de Montañismo, da comidas, bebidas y si lo solicitamos, nos puede servir de guía.













Nombre de la Ruta: Mirador de Ordiales
Comunidad Autónoma: Asturias
Provincia: Asturias
Zona: Picos de Europa
Población: Covadonga
Municipio: Cangas de Onís
Tipo de recorrido: Ida y vuelta
Recorrido: 15 km
Desnivel: 828 m.
Tiempo: 6 horas
Dificultad: Media
Señalización: Señalizada
Época recomendada: primavera, verano, otoño
Sendero homologado: si.

DESNIVEL: 
 Desde Enol (1.080) al Refugio de Vegarredonda / José Mª Remis (1.691 m) hay un desnivel de unos 370 m. Desde el refugio al Mirador de Ordiales (cota 1.691 m) la diferencia de cota es de unos 140 m. Por tanto el desnivel total sería deunos 510 m.

  DESCRIPCIÓN DE LA RUTA: 
De la pequeña collada que da vista al lago Enol (cota 1.080 m.) parte a mano derecha, con dirección N-S, una pista de tierra que discurre por la Vega de Enol.
A unos 300 m. y a la izquierda se puede observar la Capilla del Buen Pastor, donde se celebra el 25 de Julio la
FIESTA DEL PASTOR, (hay carreras de caballo montados a pelo, exposición de quesos elaborados en el puerto, tiros de cuerda, etc.) declarada de interés turístico. Caminando por la pista, con apenas desnivel, a unos 2 Km. hay un cruce de pistas (cota 1.088 m.) sale un ramal a mano izquierda en bajada según la dirección norte hacia el sur, que seguimos, donde hay a unos 200 m. un pequeño aparcamiento denominado Pandecarmen para vehículos autorizados, a partir del cuál, ya no pueden continuar los vehículos. Se camina por la margen derecha del río Pomperi que aguas abajo se encajona en su rápido descenso con abundantes cascadas, mientras que a la derecha se encuentra el Bosque de Pome,
que alberga una gran cantidad de flora autóctona (dominan las hayas sobre castaños, acebos..) que en otoño presenta su mejor cara con los tonos ocres y dorados de sus hojas. Cobija rebeco o gamuza, corzo, urogallo...En Pandecarmen, una valla se interpone en la pista , iniciándose un camino ancho y a pocos metros se observa un majestuoso acebo solitario próximo al Pozo del Alemán, denominado así en recuerdo de R. Frasinelli investigador de los Picos.Un puente cruza el arroyo Pomperi,del que nos alejamos. Se inicia una breve subida en zig-zag por camino con piedra caliza suelta, que nos conduce hasta un pequeño pilón/fuente a mano izquierda del camino y bloques de caliza que anuncian la inmediata cercanía de la majada de La Piedra, denominada así, por la existencia de un gran bloque calcáreo de unos 8 m. de altura, que se ubica en la mitad de las cabañas, desde estas se puede ver el espectacular valle del río Pomperi, el bosque de Pome y cordales calcáreos.A partir de Vega La Piedra tomamos la ruta a la izquierda de las cabañas y la pendiente se agudiza con tramos en que el sendero es estrecho y a veces se pierde, llevamos una dirección NO-SE, pasamos por la canal de Canraso, que cruzamos facilmente para subir por buen camino a la majada de la Rondiella continuando por un suave desnivel hasta el collado Gamonal , desde el que divisamos el refugio de Vegarredonda o de José María Remís (1.450 m.), sito en ésta pequeña vega.

A partir del refufio para subir al Mirador de Ordiales se toma la dirección Este-Oeste, desde la vega se desciende para retomar la senda siguiendo por una canal cerrada en la cual la senda zigzaguea para ir tomando altura, es la Cuenya Cerrada que culmina en un pequeño collado que se denomina El Forcau/ Forcado (1.560 m.) y se llanea por los Campos de Torga, y tras unas curvas de la senda se divisan las Camperas de Ordiales, en donde se encuentra un antiguo refugio de ICONA y tras una subida llegamos al Mirador de Ordiales (1.691 m.).El Mirador de Ordiales en realidad es una terraza natural colgada del vacío a 1.750 m. de altitud y situado al oeste del Macizo Occidental de los Picos de Europa, por lo que se encuentra prácticamente en el límite del Parque Nacional, donde comienza el Asturiano concejo de Amieva. Las vistas hacia dicho concejo son impresionantes dominando todo el Valle de Angón, el cordal de Ponga, la zona de Sajambre, el Parque Natural de Redes y las principales cumbres del Macizo Occidental. Éste mirador es conocido por estar allí enterrado desde 1949 Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós (1870-1941), Marqués de Villaviciosa de Asturias, primera persona que junto con el pastor  " Gregorio Pérez “El Cainejo ” escaló el Naranjo de Bulnes. El Marqués, además de escalador y cazador de rebecos por los Picos, fue el impulsor del actual Parque Nacional de los Picos de Europa.





























CONSEJOS ÚTILES PARA PRACTICAR EL SENDERISMO. 
 Hay que comentar a donde se quiere ir. Si se deja el coche cerca de un bar, tomar algo allí e indicar donde se va.
En caso de emergencia, DEBE DE AVISARSE AL TELÉFONO 112.
Para móviles desde el año 2.014......................................... 088
Hay que reseñar que el equipo de salvamento de helicópteros del Principado, arriesga su vida en numerosas ocasiones, acudiendo a situaciones en que ningún equipo similar de otros países, lo haría. Mi felicitación, pues sé lo que digo
Es aconsejable si se va a efectuar una distancia larga, el efectuar un reconocimiento médico y realizar un entrenamiento, caminando distancias cada vez mayores, en días sucesivos.
En las travesías (3 o 4 días), es conveniente llevar mudas de ropa, zapatillas para descansar al final del trayecto, chubasquero y un pequeño botiquín.
En los tramos de carretera, siempre en fila y por la izquierda.
Si se camina por la noche se deben usar reflectantes.
Llevar a mano líquido, algo dulce y frutos secos.
El calzado es muy importante, debe de estar usado, debe ser bota que abrace/sujete el tobillo y que tenga una distancia del ancho de un dedo al final de la bota, alta, impermeable y transpirable.
Para caminar por zona de nieve se aconseja crampones y piolet. Las raquetas en zonas montañosas, no son suficiente.
Tener buena información metereológica, decidir el calzado apropiado y ropa cómoda de abrigo. El calzado debe ajustarse al pié sin apretar y tener la suela estriada. Ojo! los playeros resbalan por el monte.
Hay que atar bien las botas, para que el pié no quede suelto y produzca traumatismo en las uñas.
En lo Picos sen general, se recomienda llevar botas de montaña. Los obesos con falta de entrenamiento, pueden tener graves problemas.
Hay que beber agua por el recorrido, antes de tener sed y prever un aporte energético de azúcar, proteínas etc..sobre todo si se tiene edad (glucosport, bocadillo, bebidas isotónicas...etc.).
Mapa Topográfico (con Curvas de Nivel), del área a recorrer(*). Los planos se pueden obtener en el Centro Nacional de Información Cartográfica.
Los GPS fallan en muchas zonas, por eso no hay que desmarcarse de lo tradicional, plano topográfico, brújula, prismáticos ligeros con buena óptica y altímetro.
En los Bufones, es conveniente NO ASOMARSE a las chimeneas, cuando hay pleamar y/o actividad. Ha causado muertes, ésta imprudencia.
Cuando se vaya a hacer una fotografía o grabar un video, fijarse donde se apoya el último pié. Más de uno de ésta forma tan tonta, se ha despeñado y no lo ha podido contar.
Haz la excursión con calma, para así disfrutar de la naturaleza
Para andar por la montaña no es necesario correr, cada persona tiene su paso. "En las pendientes se recomienda dar los pasos cortos".
Para prevenir las agujetas, beber agua azucarada antes de emprender la marcha.
Conocerse a sí mismo para no malgastar las energías, hacer ejercicios de precalentamiento, estiramientos, etc..antes de emprender la marcha.
"Extremar las precauciones con el fuego, colillas incluidas".
Las rozaduras en los pies es mejor preverlas y poner tiritas o esparadrapos y mercromina , no está de más..
Una linterna nos puede sacar de apuros en caso de alargarse la excursión
Un par de bolsas de plástico para meter la ropa y/o basura.
Nunca emprender una excursión con niebla, si no se conoce el camino perfectamente.



    HISTORIA DE LA SENDA Y LA CANAL DEL CARES.
    “La Garganta del Cares fue llamada la Garganta Divina por Diego Quiroga y Losada, Marqués de Santa María del Villar, en la que para ver el cielo hay que mirar perpendicularmente hacia arriba, tal es lo cerrado del paso”.
    La Ruta del Cares forma parte en su historia de un vínculo íntimamente ligado entre lo que constituye la Canal y la propia Senda.
    La Canal o El Canal del Cares, tiene como fin el transportar las aguas desde Caín hasta Camarmeña a través de 71 túneles para transformar posteriormente la fuerza de su caída en energía eléctrica en la central eléctrica de Poncebos. Su construcción se llevó a cabo entre los años 1916 y 1921.
    La Senda del Cares, Ruta del Cares o Garganta Divina (de estos tres modos es conocida) aunque tuvo trazados mucho mas antiguos al actualmente conocido y de una gran dificultad y peligrosidad, en la actualidad es recorrida todos los años por miles y miles de personas. La finalidad de su construcción, entre 1945 y 1950, vino derivada del mantenimiento y limpieza del Canal anteriormente realizado. Gracias a esta senda, los habitantes de Caín que no gozaban de carretera por entonces, pudieron servirse de esta ruta para comerciar con el concejo de Cabrales pudiendo transportar sus pertrechos mucho más fácilmente a través de este camino.
    Para Matías Díez Alonso “la Garganta Divina es como un esófago que traga durante once kilómetros el torrente acuífero de Valdeón. El desfiladero es un espectáculo geológico de continuo asombro, como una inmensa nave de grandiosa catedral que tuviera por bóveda el azul del firmamento y por columnas los grandes farallones calizos que, ora se elevan a las alturas, ora se hunden en el agua cantarina del Cares.”

    HISTORIA:
    El Canal del Cares:
    Decíamos al principio que el fin de la construcción del Canal del Cares se debió a la captación de aguas entre Caín y Camarmeña a fin de generar energía eléctrica en la central Electra de Viesgo en Poncebos tras sus 230 m. de desnivel.
    Fue esta una obra realmente faraónica en la que el hombre debió de poner de su parte no solamente la inteligencia sino la más férrea voluntad para poder enfrentarse y dominar a la Naturaleza (con mayúsculas, adrede).
    Ya en 1912 hubo un viejo proyecto de aprovechar aguas de los ríos Cares, Duje y Tejo. De estos dos últimos se pretendía subir el agua a Camarmeña por un sifón y aunque la Electra de Viesgo llegó a obtener el permiso de obras nunca llegó a realizarse este proyecto. Hasta pocos años atrás, aún podían verse restos de una presa en el río Tejo, en la zona conocida como Colines de Abajo, que fueron destruidos como consecuencia de una fuerte riada. Esta presa formó parte del proyecto antes mencionado.
    No es hasta noviembre de 1916 cuando la empresa acomete el inicio de las obras por la zona de Caín. La idea inicial era construir un solo túnel entre Caín y Camarmeña (11 kms.) pero los problemas técnicos que de este túnel se derivan como es la ventilación y evacuación de escombros, dieron al traste con la idea inicial para llegar a la conclusión de que es mejor el construir más túneles y partes descubiertas del canal.
    Dirige las obras el ingeniero D. Manuel Ocharán (en Caín hay una calle con su nombre donde están ubicados la mayor parte de los establecimientos públicos del pueblo) que “trabaja sin plan detallado ni nada; un topógrafo llamado D. Primo, y varios encargados son los que llevan adelante las labores.”
    En 1.917, el joven de 20 años, D. Mariano Zubizarreta Rodrigo, con la recién terminada carrera de Perito Industrial se incorpora a la dirección de las obras en las que sustituye al ingeniero y topógrafo antes mencionados. Dura prueba la que le correspondía a este recién titulado.
    Las obras se realizan a mano, con maza y punteros y disparando con mecha. Solamente se utiliza compresor en el túnel de Los Collaos que se convertirá en el más largo de todos los trazados, con un kilómetro de longitud.
    En esta ingente obra trabajan más de 500 obreros de todas partes, la mayoría gallegos e incluso portugueses que serán fundamentalmente barrenistas. También trabajarán gentes de la zona pero que en verano se dedicarán a las faenas del campo.
    Los obreros vivirían donde podían: en los propios túneles, en cuevas (como la de Culiembro) donde dormían y cocinaban. Igualmente se construyeron barracones. Los materiales se transportaban con barcazas por el propio canal. El tramo más difícil parece ser que fue el comprendido entre La Covona y el puente Bolín.
    Durante las obras murieron por accidente 11 personas.
    En otoño de 1918 una nevada dejó incomunicados a 400 obreros en Caín que vieron escasear sus provisiones de alimentos. Quedan incomunicados con Valdeón a causa del mal tiempo y deciden trasladarse hasta Los Collaos donde existen barracones (aún pueden verse las ruinas de los mismo) llenos de alimentos.
    Salen de camino a las 5 de la mañana iluminados con candiles y guiados por los nativos de la zona. Imaginaros el camino de entonces.
    En un momento determinado de su ruta sienten un estruendo y quedan paralizados al oír posteriormente un atronador ruido. La noche se les está echando encima pero tienen que continuar. Es entonces cuando se encuentran con un caos de rocas, troncos de árboles y toneladas de nieve procedentes de un alud que había caído por la canal de Estorez y que les cierra el paso. Pero continúan hasta llegar a los ansiados depósitos de alimentos en Los Collaos.
    Desgraciadamente estas obras tuvieron también su parte negativa en la destrucción del antiguo puente medieval de Poncebos y en la desaparición de la capilla de San Julián de Culiembro (1918). Igualmente y según dice Mariano Zubizarreta en su libro: Obras de titanes:
    “en la Canal de Trea estaba el mayor bosque de nogales que existía en Europa, que se extendía por la vertiente del Macizo Occidental de los Picos de Europa al río Cares. A raíz de la entrada en funcionamiento de la canal, este bosque fue brutalmente explotado, ya que aprovechaban las aguas del canal para llevar flotando la madera hasta Camarmeña, desde donde la lanzaban cuesta abajo hasta Poncebos”
    El Canal terminó de construirse en septiembre de 1.921 y un año después la central de Poncebos empezó a producir energía.
    Quedaron varios barracones construidos por entonces, pero llegaron a desaparecer la mayoría de ellos cuando se construyó la senda al utilizar la piedra de los mismos para esta última.
    Datos técnicos de la canal
    • Longitud Caín – Camarmeña: 11 kilómetros.
    •Desnivel: 1 por mil.
    • Túneles: Existen 71 y el más largo es el de Los Collaos, de 1 klm. de longitud y que no tiene trazado en línea recta, sino que sigue tangente a la superficie del terreno para buscar bocas de ventilación y poder verter los escombros al construirlo.
    • Altura media de los túneles: 2,5 klms.
    •Caudal (en tiempo de buenas aguas): 12 metros cúbicos por segundo.
    •Desnivel Camarmeña – Poncebos: 230 m.
    • Producción energética de la Central: 12.000 kilovatios. Hora.
    A lo largo de la senda del Cares pueden observarse una serie de números en los muros del canal. Su razón es la de señalizar los sitios descubiertos del mismo a fin de localizar fácilmente los lugares a la hora de reparaciones o limpiezas.
    LA SENDA DEL CARES:
    Actualmente la gente nos pregunta:
    -¿Cuánto tiempo lleva hacer la Senda del Cares entre Poncebos y Caín?
    - Tres horines, amigo.
    Pero… ¿Y entonces? ¿Cuántas horas se echaban entonces y por dónde?
    Manuel Campillo Noriega (natural de Bulnes) fue obrero en la construcción del canal para posteriormente trazar y dirigir las obras de la construcción de la senda. Dice:
    "Hasta el año 1917 no existió ruta alguna que uniera León con Asturias por la Garganta del Cares”
    Pero los cainejos siempre tuvieron pasos preparados por esta zona para dedicarse al pastoreo e incluso para su contacto con los pueblos de Cabrales.
    Desde 1927 a 1931 se abre la “antigua senda”. Entre 1945 y 1950 se construye la senda actual.
    La antigua senda, de la cual pueden verse restos aún hoy en día en algunos de los tramos de la Garganta, de gran peligrosidad y en algunas partes del recorrido el trayecto iba por encima del mismo muro de la canal e incluso por el interior de los túneles arrastrándose sobre tablones que se colocaban de un muro lateral a otro. ¡¡¡…!!!
    “En 1931 se realizan unas obras de mucha consideración en la anterior senda y deja de ser tan peligrosa, a la vez que se acorta en mucho su recorrido. Por esta nueva senda sólo se necesita ocho horas para salvar la distancia entre Poncebos y Caín” dice Campillo.
    Aquella“mala senda” sigue siendo durísima y peligrosa. ¡Qué subidas y bajadas! ¡Qué vértigos y dificultades! Ha sido testigo mudo del paso de muchos cainejos con 50 o más kilos de queso, patatas, etc. a la espalda, camino del mercado de Carreña o de Arenas en Cabrales.
    LA CONSTRUCCION DE LA NUEVA SENDA DEL CARES:
    Tras la construcción del canal, la empresa Electra de Viesgo se da cuenta de que la carencia de un camino próximo al canal impide el mantenimiento y limpieza del mismo.
    Así en 1945 D. Eugenio Guayar, ingeniero de la Viesgo, cita a Manuel Campillo Noriega en Caín y parten hacia Poncebos en compañía del ayudante del ingeniero: D. José Arroytajáuregui. Cuando se encuentran comiendo en La Viña D. Eugenio dice dirigiéndose a su ayudante:
    - Pepe, en cuanto llegues a Santander proporcionas a Campillo el material que necesite.
    Y a Campillo le dice.
    - Usted, Campillo, me construye una senda lo más paralela al canal y que tenga de metro y medio a dos metros de ancha.
    Campillo le solicita que se la traze, pero la respuesta del ingeniero es clara:
    - Usted que conoce bien el terreno, trazará y llevará a feliz término la obra.
    Comienzan los trabajos en Caín el 12 de septiembre de 1945 y se terminan en junio de 1950. Picos y dinamita serán las herramientas básicas. Los obreros deberán de descolgarse con cuerdas, poner las cargas de dinamita y volver a subir por las cuerdas antes de la explosión. Y otra vez para abajo…Desde Caín hasta unos 7 klms. en dirección a Poncebos, toda la senda fue hecha prácticamente a mano, el resto se hizo con la ayuda de un compresor que la Viesgo se empecinó en enviar en 1947 a pesar de la negativa de Campillo. Constituyó una odisea el llevar esa máquina, de tres toneladas de peso y con ruedas de hierro, por la antigua senda. Cada poco se estropeaba aunque llegó a realizar una excelente labor.
    Del Puente de Bolín, cuenta Campillo:
    -Fue muy difícil; tuvimos que cortar la madera a mano; usábamos cable de 35 mms. de sección, pero los anclajes se salían y teníamos un abismo de 60 m. Ahora que lo contamos parece fácil, pero fue una obra inmensa. En muchos tramos mandaba a los obreros que se atasen con cuerdas.
    Nunca trabajaron más de 45 obreros, casi todos de Caín, Valdeón y Cabrales. Hubo dos accidentes mortales uno por caída de piedra y otro por un mal pisar y caerse al precipicio.
    Leoncio Cuevas, natural de Caín, dice:
    - Recuerdo que comencé de pinche y mi misión era llevar los punteros y las barrenas al herrero. Sin tener la edad correspondiente me pusieron la categoría de peón. Ganábamos todo un capital: 600 Pts. al mes.
    En conversaciones con Eduardo que vivía en Bárcena (Poncebos) me decía que había trabajado en esta obra y su labor consistía en picar piedra por lo que cobraba 1,75 Pts./h. a la par que los barrenistas (que eran los que mas cobraban) tenían un sueldo de 1,90 Pts./h.
    Dice Campillo también:
    - “Recuerdo que un día, uno de los tajos nos daba mucha guerra, observé que la roca estaba partida y que podía desprenderse. Ordené a los obreros que no se quedasen allí, que salieran del tajo. Marché a comer, pero la preocupación me hizo volver sin haber probado bocado; al llegar comprobé que los obreros seguían debajo de la roca. Los reñí y les hice salir del lugar. No había pasado ni un minuto cuando la mole de roca se vino abajo. Pudo haber sido una catástrofe”.
    DATOS DE INTERES:
    El recorrido actualmente de la Ruta del Cares entre Poncebos y Caín o viceversa, tiene un recorrido de 11 kms. que puede efectuarse en 3 horas de camino.
    Hay servicios de bar, restaurante y habitaciones en ambas poblaciones.
    Está prohibida la circulación de bicicletas por la Ruta.
    Este recorrido puede realizarse en cualquier época del año y se debe de tener precaución con la posible caída de piedras, sobre manera en días de fuertes lluvias o vientos, igualmente hay que tener cuidado con las que puede tirar el ganado que se encuentra por la zona.
    Es conveniente ir siempre pegado a la pared.
    El agua de la canal no es potable.
    Hay una fuente de agua potable en Culiembro tras la casa que se encuentra justamente en la senda.
    Ni que decir tiene, que todo el mundo debe de ser sumamente cuidadoso con el entorno y no se deben de tirar ningún tipo de basuras en lugares como este que son patrimonio de la humanidad. Igualmente la naturaleza en este lugar y otros, por desgracia se encuentra últimamente sometida al griterío de una masa humana harto desconsiderada con el medio natural que no sólo vocifera indiscriminadamente sino también, que se dedica a tirar piedras desde las alturas con el indudable riesgo que puede acarrear para los pescadores o montañeros que circulan por las orillas del río en la parte baja de la senda.