jueves, 18 de septiembre de 2014

RUTA LAGO AUSENTE.




 PR LE - 26  
                    Lago ausente /Zona protegida.                                  
Acceso Alternativo: Estación invernal de San Isidro.
Punto de partida y llegada: Área recreativa El Praíco.
Tipo de camino: Pista forestal y senda. Dificultad: media
Duración: 2-3 horas. Desnivel: 270 metros. Distancia: 6 Kilometros.
Epoca recomendada:´( Verano ). Ya que no se encuentran fuentes en todo el recorrido; en el transcurso de la ruta se cruzan varias turberas; su vegetación es sumamente frágil, por lo que no se debe pisar para evitar su degradación, el Lago Ausente es una zona protegida incluida en el catálogo de Zonas Humedas de Castilla y León.






 









Este itinerario parte del área recreativa El Praíco, situada en la Venta de San Isidro a orillas del río Isoba. Para empezar hay que atravesar el prado por el que corre el arroyo de Fonfría, en dirección a unas grandes rocas pegadas a la ladera. Allí se inicia un desbroce por el que ganamos altura rápidamente, en un tramo duro pero que se suaviza cuando la trocha describe varios zig-zag para acercarse al encajado cauce del Reguero Peñón.
Un poco más arriba la pendiente se atenúa definitivamente, justo en el lugar donde nuestro sendero cruza el arroyo para avanzar hacia el este por una vaguada que desemboca en una amplia cubeta colmatada, ocupada por una de las turberas más extensas y llamativas de cuantas existen en la Loma Fonfria. Debemos rodear la turbera para continuar subiendo hasta alcanzar una pista procedente de la Estación de Invernal de San Isidro. Por ella recorreremos solo unos metros, a nuestra izquierda antes de desviarnos por una senda que sube directa al Lago Ausente. Esta formación lacustre de origen glacial ocupa un circo excavado por el hielo en las laderas del Pico Ausente y la Peña Requejines. A esta última podemos subir con relativa comodidad siguiendo la cresta que cierra el lago por occidente,. El esfuerzo merecerá la pena por la panorámica que se contempla desde la cumbre.


Para la bajada, desde la Peña Requejines seguimos la cuerda de la Sierra de Sentiles en dirección a la Estación Invernal de San Isidro, contemplando los tremendos desmontes de las minas de talco de Respina, que asolan la vertiente meridional de la sierra.
Alcanzado el primer collado, nos desviamos por la vallina que se abre a nuestra derecha, siguiendo una senda que cruza una franja de grandes pináculos de roca.


El descenso continúa luego por un desbroce que, rodeando unos cortados por el oeste, va a contactar de nuevo con la Pista de la Estación Invernal. Por ella volveremos a acercarnos al lago para encontrar el camino de la subida, que nos llevará de vuelta al área recreativa.