sábado, 25 de febrero de 2017

La Novena Cruzada.




 Novena Cruzada.

La Novena Cruzada, es muchas veces considerada como parte de La Octava Cruzada. El Príncipe Eduardo de Inglaterra, después Eduardo I, se unió a la Cruzada de Luis IX de Francia contra Túnez, pero llegó al campamento francés tras la muerte del Rey. Tras pasar el invierno en Sicilia, decidido continuar con la Cruzada y comando sus seguidores, entre mil y dos mil,hasta Acre, adonde llegó el 9 de mayo de 1271. También le acompañaban un pequeño destacamento de bretones y otro de flamencos, mandados por el Obispo de Lieja, que abandonaría la campaña en invierno ante la noticia de su elección como nuevo Papa " Gregorio X ".
En el año 1268, Baybars, el Sultán mameluco de Egipto, había conquistado el Principado de Antioquía, y ya había reducido el Reino de Jerusalén, a una pequeña franja de tierra entre Sidón y Acre. El Rey de Inglaterra, Enrique III, había hecho botos tiempo antes de participar en una cruzada pero, ya anciano, permitió que lo hiciera su hijo heredero, vital y despiadado El Príncipe Eduardo I, veterano de las guerras con los vasallos de su padre. La caída de Antioquia le decidió a emprender los preparativos necesarios. Aunque al principio numerosos Nobles Ingleses prometieron acompañarlo, poco a poco unos y otros encontraron excusas para no hacerlo, por lo que el Príncipe partió en el verano del año 1271, hacia Tierra Santa con apenas un millar de hombres. Le acompañó en su viaje su esposa, Leonor de Castilla. A las fuerzas de Eduardo I, se unieron meses más tarde algunas tropas más, que llegaron mandadas por su hermano Edmundo de Lancaster. Como complemento de los soldados ingleses viajan también un contingente bretón acaudillado por su Conde y otro de los Países Bajos, mandado por el Obispo de Lieja.



Fracaso en Túnez y travesía a Tierra Santa.

El plan inicial de Eduardo I, había sido el de unirse a Luis IX de Francia en Túnez y seguir con el hasta Tierra Santa. Sin embargo, para cuando llegó allí, el Monarca francés había muerto y las huestes francesas se alistaban para volver a su tierra, lo que desbarató el plan. Eduardo I, paso con sus fuerzas a Sicilia, donde pasó el invierno antes de cruzar el resto del Mediterráneo en la primavera de 1279. Tras hacer escala en Chipre, arribo a Acre el 9 de mayo. Allí se le unieron Bohemundo VI de Antioquia y Hugo III de Chipre.

Debilidad Militar y Rencillas Cruzadas.

Eduardo I, era consciente de la debilidad de sus propias fuerzas para acometer por si solo al Sultán egipcio, por lo que contaba, con reunir a los cristianos de Levante y aliarse con los mongoles del ILKanato. Al llegar a Levante, se encontró con las rencillas que dividían a los distintos Señores de la Región, a los Vasallos del Rey de Chipre con su Soberano y con el floreciente comercio que venecianos y genoveses mantenían con el Sultán, los primeros le suministraban madera y hierro, crucial para armarse, y los segundos, esclavos. La cooperación mongola también fue escasa para lo que esperaba el Príncipe Inglés, cuando la embajada que envió a Abaqa Kan llego ante el, el grueso de las fuerzas el ILKanato estaban enfrascadas en campañas en el Turquestán. A pesar de todo. el IICa prometió enviar fuerzas para colaborar con los cruzados.
En el invierno de 1271 - 1272, el Obispo de Lieja abandonó la campaña en Europa, ya que se le había elegido Papa, escogió el nombre de Gregorio X. Sus posteriores esfuerzos para organizar nuevas cruzadas resultaron infructuosos.
Mientras estas llegaban, Eduardo I se limitó a realizar algunas correrías fronterizas. En octubre, por fin cruzaron la frontera diez mil jinetes mongoles de las fuerzas que el IlCan tenía en Anatolia. Esta hueste rodeo Aintab y derrotó a las tropas turcomanas de Alepo, cuya guarnición huyó a Hama. Las fuerzas mongolas continuaron avanzando hacia Apamea. Sin embargo, cuando Baibars, que se hallaba en Damasco, reunió un gran ejército, con refuerzos venidos de Egipto, y marchó hacia el norte a enfrentarse a los invasores, estos, incapaces de hacer frente a las enormes fuerzas del Sultán, se replegaron al norte y cruzaron la frontera del Eufrates. Mientras esto sucedía, Eduardo I, trato de talar la llanura de Sharon y conquistar la pequeña fortaleza enemiga de Qaqun, que le cortaba el camino. La cabalgada, escasa de fuerzas incluso para esta pequeña empresa, resultó un fracaso.


Fin de la Cruzada.

Finalmente tras un año de conflicto, el Príncipe Eduardo I comprendió que con tan exiguas fuerzas estaba perdiendo el tiempo. La cruzada acabó con la firma de una tregua por diez años y diez meses el 22 de mayo de 1272 en Cesárea. El pacto se vio favorecido por la actitud de las partes, Eduardo Ii estaba convencido de la inutilidad de continuar en el Levante sin refuerzos, el Sultán, de poder acabar con los restos de los Estados Cruzados en cuanto se desvaneciera la amenaza mongola, y el Rey Carlos de Anjou, que sirvió de mediador, de la conveniencia de mantener el Levante en manos cruzadas, pero sin forzar demasiado a su posible rival futuro, el Rey Hugo. El armisticio debía proteger el reino, reducido a la zona costera entre Acre y Sidon, de los asaltos del Sultán. El otro territorio cruzado de tierra firme, el condado de Trípoli, había firmado ya un pacto similar en 1271.
No obstante, era conocida por todos la intención de Eduardo I de volver en el futuro al frente de una cruzada mayor y mas organizada, por lo que Baibars intento asesinarlo mediante los Hashshashin, uno de los cuales apuñalo al Príncipe con un daga envenenada el 16 de junio de 1272. La herida no resulto mortal, pero Eduardo I estuvo enfermo varios meses, hasta que su salud le permitió partir de vuelta a Inglaterra el 22 de septiembre de 1272. Para entonces su anciano padre había fallecido y Eduardo I ocupo su puesto.




Pico Cascaro " Rabanal de Luna "




PR-LE 66.1 La Solana.
Variante 1 - Senda de la Solana por la Braña de Rabanal.
Fecha - 19/02/2017.
Hora de Salida desde León " Plaza de Guzmán " - 08:30 hr.
Destino - Rabanal de Luna.
Municipio - Sena de Luna. "Comarca de Luna ".
Distancia desde León - 69 km. " Carretera León - Villablino CL-623.
Principio y Fin de Ruta - Rabanal de Luna.
Hora de inicio, Ruta - 10:00 hr.
Tipo de Ruta " recorrido " - Circular.
Altitud Mínima - 1180 m.
Altitud Máxima - 1856 m.
Desnivel Ascendente - 770 m.
Desnivel Descendente - 770 m.
Dificultad Técnica - Moderado.
Kilómetros Totales en ruta - 13,15 km.
Hora fin de Ruta - 19:23 hr.
Tiempo total en ruta - 9 hr. - 20 mnt.

Recorrido - Rabanal de Luna " 1180 m. " Arroyo de la Braña -  Braña de Rabanal " 1380 m. " - Refugio -  Pico Cascaro " 1856 m. " - Valle Arroyo de los Regueros -  Playa Fluvial, Merendero " Sena de Luna " -  Rabanal de Luna " 1180 m. ".

Recomendaciones - Calzado apropiado para actividades de Senderismo - montañismo - ropa de abrigo y de recambio, en caso de climatología adversa - chubasquero - gorra - comida y agua - crema solar y protector labial linterna " pilas de recambio " móvil " con la batería cargada " - botiquín " manta térmica ".

Rabanal de Luna.

El pueblo de Rabanal de Luna, está ubicado en la parte Norte de la Provincia de León, a unos 1180 m. de Altitud.
Pertenece al Municipio de Sena de Luna, situado en la Comarca de Luna.
La Historia reciente de la Comarca, ha estado inexorablemente unida al Pantano de Luna. Como consecuencia de la construcción del embalse, en el año 1956, siete Pueblos desaparecieron bajo las aguas. 
Todavía, hoy los afectados por el embalse se reúnen en Sena de Luna, el último domingo de Julio.

Naturaleza.

La Naturaleza, forma parajes tan hermosos como el hayedo de Caldas de Luna, el robledal de Rabanal de Luna y Abelgas, el monte de avellanos de Robledo de Caldas. Las laderas de Abelgas, están pobladas de hierbas medicinales, en una localidad que mantiene también interesantes retazos de arquitectura tradicional.

































































Ermita de Pruneda " Rabanal de Luna "


Ermita de Pruneda.

Muy cerca de Rabanal de Luna se levanta, arrinconada ahora por el trazado de la carretera, la Ermita de Nuestra Señora de Pruneda.
Su ubicación debió ser en tiempos, estratégica, al pie de uno de los Cordeles de la Mesta, por donde trasegaban los ganados trashumantes hasta los ricos Puertos de verano de Babia. La ermita, como en otros tantos puntos de estas montañas, servía de divisoria entre los Concejos de Babia y Luna.
Su proximidad al Camino Real de la Mesa, que desde antaño comunicó Asturias con León, hace pensar que la ermita servía de refugio a los usuarios de esta ruta. Aunque  en parte se han perdido las evidencias, la tradición cuenta que, al menos en esta zona, el camino estaba jalonado de ermitas que distaban unas de otras, justo una legua, siendo Pruneda una de ellas.

El edificio.

El edificio es de sencilla arquitectura rural, sin relevancia exterior ni elementos que permiten atribuirlo a ninguna corriente artística concreta. Data de finales del Siglo XV. Hacia el sureste presenta dos puertas y un pórtico añadido a la construcción original. El muro norte y la cabecera cuadrada están reforzados por gruesos contrafuertes. Son evidentes las reminiscencias románicas en los sencillos canecillos sin ningún tipo de decoración que soportan los aleros laterales. Merece rodear la ermita para contemplarlos.

El Interior.

El interior es muy sobrio, con una sola nave cubierta con bóveda de cañón y un coro soportado por unos capiteles de madera ricamente labrados y decorados. Enseguida llama la atención una magnífica reja forjada a mano, que diferencia dos espacios, a un lado la zona de culto con el altar, un pequeño retablo renacentista y la bóveda policromada, al otro lado, el espacio para los feligreses que posiblemente antaño, también sirviera de refugio a los caminantes.
En una losa sepulcral incrustada en la pared puede leerse este epitacio -

O Reina Coronada, madre piadosa del crador, te ruego a ti glorificada que por amor del Salvador no te olvides nunca de tu Suero de Quiñones y seas siempre su abogada en presencia del Salvador.

Sus Fundadores.

La ermita de Pruneda, posiblemente fue mandada construir por la familia de los Quiñones, Condes de Luna, a finales del Siglo XV. La tradición cuenta que a su muerte, uno de los Condes, Don Suero, donó una lámpara de plata para que luciera siempre en su memoria.

La Romería y la Virgen.

Los vecinos de Rabanal de Luna y de Villafeliz se disputan la posesión de la ermita desde hace años.
Pero el dia de la Romería, el 15 de agosto, todos acuden, sacan a la Virgen en procesión alrededor del Templo y escuchan misa en su honor. Este día, se engalana la imagen con sus mejores ropas, aunque el manto original, muy antiguo desapareció junto a dos tallas y varios objetos de culto en alguno de los múltiples expolios que ha sufrido la ermita.
Es mucha la devocion que se procesa en la Comarca y desde el dia del Corpus, hay culto casi todos los fines de semana.
En tiempos, la ermita conto con una cofradia de animas, encargada de atender a los difuntos y de velar por su alma.

La Comarca del Camino Real de la Mesa.

Ocupa el territorio comprendido entre las cuencas de los ríos Pigüeña y Trubia. Conocido en asturiano como Camín Real de la Mesa, es un camino basado en la antigua Calzada Romana que unía Asturias con León. Se cree que esta calzada fue edificada sobre otra senda más antigua que existía desde tiempos primigenios y que era utilizada por los pobladores de la zona. Los Romanos incluyeron la calzada dentro del tramo denominado, de Ruta de la Plata, en Siglos posteriores pasó a formar parte de la Ruta de los Peregrinos hacia Santiago. El Camín Real de la Mesa, fue el principal eje de comunicación con la meseta en la Edad Media, y esto ha marcado la identidad de sus Pueblos, sus Paisajes, su Cultura, sus Costumbres y tradiciones. Está formada por los Concejos de Belmonte de Miranda, Candamo, Grado, Las Regueras, Proaza, Quirós, Santo Adriano, Somiedo, Teverga, Yernes y Tameza.



Recomendaciones Generales para todas las Rutas.

- Cuando se realiza senderismo en zonas de montaña es preciso tener en cuenta unas recomendaciones básicas que pueden ser muy importantes para la seguridad y bienestar de los visitantes.
- En invierno la nieve alcanza un gran espesor en los tramos más altos, que imposibilita una correcta percepción de las dificultades del terreno. Sea prudente, es preferible no completar la ruta si no dispone del equipo y la experiencia necesarios.
- La naturaleza geológica del terreno provoca la aparición de simas que en ocasiones son muy profundas, no se aproxime al borde de las mismas. Además en alta montaña pueden producirse desprendimientos de roca y avalanchas de nieve. Extreme las precauciones.
- Es aconsejable llevar ropa y calzado apropiados. Los cambios climáticos pueden ser bruscos, incluso en los meses más calurosos pueden alcanzarse temperaturas muy bajas.
Es aconsejable llevar agua. En los recorridos existen abundantes manantiales y fuentes, sin embargo se recomienda no beber agua sin las suficientes garantías sanitarias.
- Por respeto al entorno y a otros posibles visitantes, evite dar voces y llevar aparatos que puedan producir ruidos estridentes.
- Tenga en cuenta que la recogida de residuos resulta muy costosa en  estas zonas. Procure llevar su basura de regreso y depositarla en contenedores.
- Si hace la ruta acompañado de un perro, éste no debe estar suelto ya que podría espantar al ganado.