martes, 26 de septiembre de 2017

Palacio Don Gutierre " Palacio de Don Diego Villafañe " León



Palacio Don Gutierre
El Palacio de Don Gutierre, en la ciudad de León, ocupaba la esquina de la plaza del mismo nombre con vuelta a la calle Cascalería, su derribo debió hacerse a principios del siglo XX, coincidiendo con la construcción de las casas que ocupan hoy su lugar. La desaparición del edificio y el nombre de la actual plaza Don Gutierre ha llevado al equivoco de los leoneses que lo confunden con el Palacio de Don Diego Villafañe, situado en dicha plaza.
Algunos comentarios de la época lo describen como el Palacio de Don Gutierre, situado en la plaza del mismo nombre. En el amplio friso que se situaba sobre el balcón central, asentado sobre la portada dórica que sustentan cuatro columnas y que se custodia en el Museo de León, campea la divisa OMNE SOLIUM VIRO FORTE PATRIA EST. El palacio tenía un patio central con galería alta y baja, columnas, pozo en medio y gran escalera, todo del siglo XVI.

Antiguo emplazamiento del Palacio de Don Gutierre y el actual edificio Cárdenas.

En este palacio estuvo el casino la amistad o el cuartel de la Guardia Civil.
Del patio del palacio se conservan algunos elementos empotrados en las casas construidas sobre sus restos. La destrucción del edificio se puede situar sobre el año 1.900, dado que los edificios actuales de Manuel Cárdenas datan de esa época. El edificio actual conserva elementos de las ruinas del original, que se pueden observar en su fachada y patios.
Historia
La familia de los Castro, llamada comúnmente de Don Gutiérrez, o Don Gutiérre en leonés tenía origen de abolengo en Don Pedro Ruiz de Castro, nieto de Alfonso VII, que acabó su vida siendo canónigo en San Isidoro. Don Gutiérrez Fernández de Castro fue nombrado tutor de Alfonso VIII por Don Sancho III. Tiempo después, Fernando II nombró a Don Fernando de Castro, sobrino de Don Gutiérrez, gobernador de Toledo. El Rey admiraba a este Castro y lo casó con Doña Estefanía, hermanastra suya, hija de su padre y una Noble dama de los Castro. Esta infanta Doña Estefanía, enterrada en San Isidoro, protagonizó un trágico incidente y tuvo un triste final, muriendo a manos de su esposo. Una de sus criadas se puso los vestidos de la dama y acudió a una cita amorosa. Fue confundida con la infanta y el esposo que se creyó ofendido la asesinó con su daga. Luego se arrepintió y se presentó al Rey, pidiendo ser degollado, pero el Rey le perdonó. Una dama de esta familia, Doña Teresa Ruiz de Castro, fue la madre de Guzmán el Bueno. También hay una leyenda en torno a este Palacio, y los amores de Alfonso XI con Doña Leonor de Guzmán, la calle Matasiete y el moro Mulhacín. De estos amores, nació la casa de Trastámara, reinante luego en España.

Palacio de Diego Villafañe.
Desconocimiento del edificio
Muchos leoneses y turistas confunden este edificio con el Palacio de Diego Villafañe, que se encuentra en también en la Plaza Don Gutierre y que ha sido restaurado recientemente. esta confusión la han alimentado diferentes libros de divulgación o guías turísticas sobre la ciudad de León Berrueta, año 1972, Villanueva  año 1980 etc. cuyos autores leen equívocamente los datos antiguos y en todos los casos yerran en la lectura heráldica del escudo que orna la fachada, ya que el historiador M. Bavo Guardia demostró en su día que el Palacio fue destruido y más adelante que los escudos del mal llamado Palacio Don Gutierre son en realidad de Diego Villafañe.



Este edificio fue en realidad propiedad de la familia Villafañe, pertenenciente al a baja Nobleza Leonesa, por ello está presente su escudo en la fachada, quedando del verdadero Palacio probablemente los cimientos del Edificio Cárdenas, que se encuentra en la plaza de Don Gutierre. El edificio fue construido en tres fases, siendo la primera bajo medieval y las siguientes de los siglos XVI y XVII. Tras padecer durante muchos años el abandono y situación de casi derrumbe del inmueble, finalmetne fue reconstruido en el año 2003, tras dos años de rehabiltiación y restauración de los interiores y exteriores que quedaron. La plaza donde está situado es muy probable que fuera un lugar para un pequeño mercado local desde la Edad Media conocido como mercadiellu o mislléu, si bien no fuera plaza como tal sino un espacio abierto hasta el siglo XVII. Las últimas reformas urbanísticas recuperaron su empedrado.



Arquitectura
El Palacio pertenece al estilo Barroco, edificado en el siglo XVII. Cuenta con tres plantas de altura. En su fachada se ve un gran escudo perteneciente a los Villafañe y Tapia , propietarios del palacio.
En la planta primera, hay una pintura policromada de gran interés titulada , El regreso a Egipto del siglo XVII. Tiene también un patio interior con una zona de jardín y suelo empedrado.
Patio de columnas, incluye unas columnas de madera, bajo medievales que quieren imitar a las de piedra con un curioso capitel. Tiene iluminación desde el suelo que resalta las peculiaridades artísticas del patio. Este patio está concebido como espacio expositivo para obras artísticas.
Patio del pozo, es el otro patio del Palacio, ajardinado, con un pozo en el centro y que está fechado del siglo XVIII.
Salón de actos, en la primera planta tenemos un salón de actos que conserva la techumbre, los artesonados y las vigas en madera. Dispone de equipamiento de audio, vídeo y un aforo estimado de cien personas sentadas.
Despacho del concejal, en la segunda planta del edificio, ocupa la parte más alta de la torre y mantiene zócalos de mampostería.
Aulas, tanto en la planta baja como en la primera planta se distribuyen varias aulas dedicadas a la impartición de cursos y actividades de la Concejalía.