miércoles, 22 de noviembre de 2017

Plaza del Grano " Plaza de Santa María del Camino " León


La plaza del Grano, se encuentra en la zona sur del Barrio Húmedo, rodeada por la plaza Don Gutierre y la calle de Carbajalas al norte, calle Juan II y calle Fernández Cardóniga  al oeste, calle de los Herreros y calle el Escurial al sur, limitando al este, con un bloque de viviendas, junto a las murallas, la plaza del Grano esta situada en pleno casco antiguo de León, aunque popularmente se la conoce como plaza del Grano, su nombre oficial, es el de plaza de Santa María del Camino, al estar situada tras la iglesia homónima del mismo nombre. La plaza cuenta con un empedrado característico, de la ciudad de León medieval. Su nombre actual se debe a los mercados en los que se vendían grano y otros productos del campo que tenían lugar aquí. La plaza es de planta irregular y se encuentra parcialmente porticada, ya que aunque en su origen, la totalidad de la plaza se encontraba porticada, el paso de los años ha echo que los viejos inmuebles porticados hayan sido sustituidos por otros sin soportales.


El centro de la plaza, se corona con una fuente con dos niños, que representan la confluencia en la ciudad de los ríos Bernesga y Torío. La fuente está compuesta por un pedestal en el que se eleva una columna con base ática y un capitel con hojas de acanto y espadaña, y en lo alto dos escudos de la ciudad, los niños están unidos a la columna teniendo bajo sus brazos cruzados por la espalda una máscara de león, que vierte agua en un cuenco. Junto a esta escultura se encuentra una segunda, esta vez una cruz de piedra de base cuadrada, en la que los cofrades de la Iglesia de Santa María, in sabato, le cantaban la Salve. Esta cruz era así mismo la picota de la ciudad donde según la tradición se apareció la Virgen un nueve de febrero. En alguna ocasión ha albergado el mercado Medieval de la ciudad, en las fiestas de San Froilán, y también actuaciones de carácter folclórico. Sin embargo, estos usos son marginales, y la plaza permanece actualmente sin más uso que la de los turistas y lugareños que pasean por ella.


Cambios que ha ido sufriendo la Plaza del Grano a lo largo de los años
La calle Capilla, permanece como si el tiempo no pasara por ella, la fachada inacabada de ladrillo visto de una casa que desentona con el espíritu popular y romántico del entorno. A principios de los años ochenta, se levanto la casona, viviendas cuyo lateral da a la calle del Barranco y el frente principal a la plaza del Grano, que dio pie al paso inevitable de vehículos, para el acceso a sus garajes. En el siglo XIX, la plaza sufrió la que seguramente es su mayor invasión, la construcción de un edifico que distorsiona de forma muy importante la primitiva configuración de este espacio urbano. En los planos de la ciudad se aprecia el dibujo de los frentes porticos y la alineación de esa fachada de la plaza, con la cabeza de la iglesia, antes de la invasión de la plaza. En el año 1976, se abordó el rebaje del atrio lateral de la iglesia del mercado, sacando a la luz la topografía medieval de este templo del siglo XVII, surgido a la orilla del Camino de Santiago, y que con el tiempo dio lugar al barrio de los Francos. También en los años ochenta se acomete la rehabilitación del empedrado, con el levantamiento total de la plaza, incluida la fuente, que mando construir Carlos IV, en el año 1789, en París estallaba la revolución francesa y en León, la algarabía, porque empezaron a funcionar la fuente de la Catedral y la del mercado.


Pese a su encanto e historia, y a ser la depositaria de la esencia de un León popular, la plaza del Grano, es una desconocida, y son pocos los turistas que se acercan a verla a propósito. Si en algo están de acuerdo todas las partes es en su belleza y singularidad, en su encanto y carácter único y lo que representa en la identidad de la ciudad. A lo largo del siglo XX, LA Plaza del Grano no ha dejado de recibir alabanzas por parte delos historiadores y cronistas locales. Es su historia viva afirma Martín Granizo. Esta plaza, un poco mortecina hoy, un poco a tras mano de la nueva ciudad que surge, yo me atrevo a decir que es la plaza más típica, más bella y la de más profundo significado, que aun conserva León, escribe León Martín Granizo, a principios del siglo XX, en el Álbum Gráfico León Artístico Monumental. La Plaza del Mercado del Grano, tiene algo mágico que trasciende las propias consideraciones urbanísticas o históricas del momento presente, señalaban los hermanos Torices en el año 1986. Lo poético resulta evidente por la descripción de la sensibilidad de las distintas generaciones, el aluvión cultural de la ciudad en total aceptación.


La Plaza del Pan
Una plaza con resonancias populares y acentuaciones místicas, escribe Galindo, rendido dice ante la desidia y el acortezamiento espiritual de gentes rectoras de la ciudad, que a su entender dejaron caer piedra a piedra injuriosamente, lo que constituía la más bella de las decoraciones urbanas de la ciudad. Corrían los años 50, pero podría ser hoy, en su recorrido por la ciudad de León del siglo XVIII, Se describía al costado de la bellisima plaza, justamente enfrente de los portalillos cubiertos, los muros altos y lisos de tapial encalado de las monjitas. La Plaza de Santa María del Camino, plaza del Pan, del Mercado o del Grano, originalmente era una cárcava, y la calle que luego se llamo del Barranco, recibe este nombre porque barranca fuera y desagüe tumultuoso de la plaza Don Gutierre, también escondite y apaño de las raiditas mujercitas que asombraban a la Picara Justina, con la taberna de El Perrito, de visillos rojo-vino y aposentamientos de madera. El Barranco, como calle de burdeles, desapareció en los años 90 del siglo XX, la Marquesa de Inicio era una residente excepcional. La mayoría de sus moradores eran obreros y artesanos, zapateros, cabestreros, cuberos, herreros, un aguador, tallistas, arquitectos, sastres... gente pobre. También residían en la plaza porticada, algunas personas de clase media, como el medico del ayuntamiento, Don Andrés Meire, cinco notarios apostólicos y un contador y guarda de Rentas de Millones.