Mostrando entradas con la etiqueta Coladilla - Valporquero - Valle de Vegacervera - Coladilla. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Coladilla - Valporquero - Valle de Vegacervera - Coladilla. Mostrar todas las entradas

viernes, 11 de marzo de 2016

COLADILLA - VALPORQUERO - VALLE DE VEGACERVERA - COLADILLA.


tesón - Servicios Deportivos.
C/ Juan de la Cosa, 
24009 -  León . Móvil: 648032831 / 646612593.
( Escuelas Deportivas - Actividades Físicas de Adultos - Actividades Extraescolares - Actividades Acuáticas - Organización de Eventos - Formación Deportiva - Formación de Tiempo Libre - Actividades de Tiempo Libre - Actividades de Aventura - Turismo Activo - Suministros Deportivos - Gestión integral de Instalaciones - Asesoría Deportiva ).
Enlaces de Interés:
Rafting Móvil: 625426407 / 679411778.
Información de Contacto.
Antonio Isaac Rodríguez Tesón.
Gerente de Tesón Servicios Deportivos.
Oficina: C/ Juan de la Cosa,7 Bajo - 24009
León.
Móvil: 648032831
E-Mail: info@tesonserviciosdeportivos.com
E-Mail Escuela:
escuela@tesonserviciosdeportivos.com




Fecha - 06/03/2016.
Hora de Salida - 08:30 hr. " Plaza de Guzmán - León "
Comarca - Montaña Central.
Municipio - Vegacervera.
Inicio y fin de ruta - Coladilla.
Tipo de ruta - Circular.
Hora inicio de ruta - 09:55 hr.
Hora fin de ruta - 19:50 hr.
Tiempo ruta - 9 horas, 55 minutos.
Kilómetros recorridos - 14,37 km.
Altitud mínima - 1.077 m.
Altitud máxima - 1.526 m. 
Desnivel ascendente - 653 m.
Desnivel descendente - 653 m.
Dificultad técnica - Moderado.
Recorrido - Coladilla - Valporquero - Valle de Vegacervera - Coladilla.

Descripción.
Coladilla - Valporquero. Tomando el camino que queda enfrente del depósito de agua, se sube a través de una agradable senda enmarcada por melojos y escobas, sustituidos por helechosenebros rastreros y pastos al alcanzar mayor altitud. La caliza aflora en estos parajes al igual que después lo hace la cuarcita en el camino que conduce hasta Valporquero.
Valporquero - Valle de Vegacervera. Se comienza ascendiendo suavemente hacia los pastos de Valporquero, antes de alcanzar el segundo abrevadero la ruta pasa a seguir el curso del arroyo Gocillo para, posteriormente, subir al Puerto de Valle, donde los pastos naturales se mezclan con el enebral rastrero en las zonas más próximas a las laderas. La bajada hacia Valle de Vegacervera se complica por la pronunciada pendiente y/o las pizarras deleznables de algunos tramos. Durante el descenso se disfruta de las vistas panorámicas de esta localidad.
Valle de Vegacervera - Coladilla. Tomando el camino de la Gallega se sale de Valle entre antiguas tierras de labor, hoy convertidas en pastos, para adentrarse entre melojos y escobas que no tardan en ceder terreno ante los pastos de Coladilla. Sirve como referencia de la dirección a seguir el afloramiento calizo que queda al norte de la senda.
Recomendaciones Generales para todas las Rutas.
Cuando se realiza senderismo en zonas de montaña es preciso tener en cuenta unas recomendaciones básicas que pueden ser muy importantes para la seguridad y bienestar de los visitantes.
- En invierno la nieve alcanza un gran espesor en los tramos más altos, que imposibilita una correcta percepción de las dificultades del terreno. Sea prudente, es preferible no completar la ruta si no dispone del equipo y la experiencia necesarios.
La naturaleza geológica del terreno provoca la aparición de simas que en ocasiones son muy profundas, no se aproxime al borde de las mismas. Además en alta montaña pueden producirse desprendimientos de roca y avalanchas de nieve. Extreme las precauciones.
Es aconsejable llevar ropa y calzado apropiados. Los cambios climáticos pueden ser bruscos, incluso en los meses más calurosos pueden alcanzarse temperaturas muy bajas.
Es aconsejable llevar agua. En los recorridos existen abundantes manantiales y fuentes, sin embargo se recomienda no beber agua sin las suficientes garantías sanitarias.
- Por respeto al entorno y a otros posibles visitantes, evite dar voces y llevar aparatos que puedan producir ruidos estridentes.
- Tenga en cuenta que la recogida de residuos resulta muy costosa en  estas zonas. Procure llevar su basura de regreso y depositarla en contenedores.
Si hace la ruta acompañado de un perro, éste no debe estar suelto ya que podría espantar al ganado.









Coladilla
Coladilla es una localidad, perteneciente al Municipio de Vegacervera, Provincia de León, Comarca, Montaña Central. Situado sobre los Arroyos el Alceo y de Valle, afluentes del Arroyo Coladilla, afluente del Río Torío.
Los terrenos de Coladilla limitan con los de Valporquero de Torío al norte, Felmín, Tabanedo y Rodillazo al noreste, Vegacervera al este, Serrilla, Matallana de Torío, Robles de la Valcueva y Orzonaga al sureste, Llombera, Huergas de Gordón y la Pola de Gordón al suroeste, Santa Lucía de Gordón y Ciñera al oeste y Valle de Vegacervera al noroeste.
Coladilla perteneció al antiguo Concejo de Vegacervera. Poco se sabe de los orígenes de Coladilla. El lugar aparece citado en un documento medieval fechado en el año 1.185, por el que  Martín de Castro y su hijo Rodrigo venden a Don Manrique, Obispo de León, una parte de las posesiones que tenían en la Villa de Colladella. Nombre que hace referencia a un paso entre las montañas, como así confirma la Topografía del Terreno. También su Iglesia parece de origen medieval, de la que se tiene constancia desde finales del siglo XII. Asentada en un pequeño promontorio a la entrada del pueblo, su estructura corresponde a un Románico Rural Austero, de gran belleza por su sencillez. En el siglo XIII, ya estaba dedicada a la advocación de Santa Engracia. En las paredes de la Iglesia hay que buscar las antiguas inscripciones que permiten conocer detalles de quienes contribuyeron a levantar el edificio. El edificio " la iglesia ", se orienta a levante, en una sola nave, muy sencilla, con la cabeza plana. Muestra sillares de piedra bien labrados, especialmente en las esquinas y vanos. No presenta contrafuertes exteriores, aunque las partes que reciben más peso, parecen reforzadas con muros más anchos, como el de poniente, que soporta la espadaña con dos magníficas campanas. En el interior destaca, un arco ligeramente apuntado. En el lado norte se sitúa una capilla cubierta con  bóveda de cañón, añadida al edificio como parece demostrar una inscripción del año 1.570. Al sur se ubica la sacristía, también posterior y mucho más sencilla. De arco de medio punto y con una curiosa decoración, la puerta de acceso a la iglesia se practica entre dos jambas lisas. En la parte superior, el arco aparece rematado por una cenefa con motivos Geométricos, en la inferior presenta un vistoso conjunto de conchas en relieve, a las que se superpone, sólo en la clave, una roseta de cuatro pétalos. Esta decoración podría vincular la iglesia con el Camino de Santiago, perteneciendo a un posible ramal Astur-Leonés que transcurriera por este Valle, lo que podría confirmarse por la existencia de un Hospital en Vegacervera. Aparecen otros motivos ornamentales como círculos, aspas, pequeñas hojas y dos grabados en las jambas, que podrían corresponder a los símbolos Alfa y Omega " principio y fin ". Localizada en el lateral de la puerta principal, observamos una gráfica difícil de interpretar, en la que puede leerse " Pedro / de la Cuesta / me fundo ". Otra se encuentra en el interior, en la bóveda de la Capilla. De mejor lectura, en ella reza la fundación de la misma " Juan / me fundo / año 1.475 ". Merece la pena detenerse y contemplar despacio los mil detalles que adornan el edificio.
Vegetación.
Al inicio de la ruta Valporquero - Valle de Vegacervera, se puede admirar el hayedo de Valporquero, situado en las frescas laderas de orientación norte, aportando variedad cromática a las estaciones del año. A lo largo del recorrido destacan los prados y los pastizales naturales aprovechados tradicionalmente a diente por el ganado. en ellos se pueden encontrar llamativas especies como orquídeas, narcisos, gencianas y anémonas de montaña, así como enebral rastrero en las zonas de mayor altitud. También son frecuentes las formaciones de roble melojo, acompañado por su orla arbustiva de escobas y brezos, además de espino albar y serbal de cazadores. El espárrago de lobo " Orobanche Rapum-Genistae " es una curiosa planta parásita de escobas que habita en estos territorios.
fauna.
La hetereogeneidad de hábitat ofrecidos por el medio antrópico, los pastizales, las cumbres y las masas boscosas y arbustivas es propicia para el colirrojo tizón, el escribano montesino, el pechiazul, la collalba gris, el buitre leonado, el petirrojo, entre otros muchos. Entre los mamíferos destaca por su frecuencia el jabalí, cuyas hozaduras se encuentran con facilidad a lo largo del recorrido. La lagartija roquera y el lagarto ocelado suelen tomar el sol entre las rocas o las raíces de escobas y melojos. En cuanto a los insectos, son muy numerosos los saltamontes y las mariposas, que otorgan color a las sendas con sus saltos y vuelos de flor en flor.















































Valporquero.
Valporquero es un lugar de escasa historia, y apenas unos siglos de vida, encaramado en un lugar desde el que se divisa un extraordinario paisaje. Un mirador, en la parte superior del pueblo, la Atalaya, permite disfrutar de extraordinarias perspectivas. Esta zona tiene gran belleza. En un impresionante marco natural se contemplan algunos picachos desnudos, verdeantes valles, magníficos bosques naturales de avellanos, hayas y robles, y un sorprendente desfiladero, amenizado por un río de aguas transparentes.
Valporquero, es un pueblo de la Montaña Central Leonesa perteneciente a la Cordillera Cantábrica, dicen que su nombre tiene origen de la época Visigoda, después de la dominación Árabe durante el Reinado de Ordoño I. Sus moradores eran pastores, los adporcarios, porearíos o porqueros, según indica el documento Purello, que pertenece a la Catedral de Oviedo, donde se señala la actividad de sus habitantes. El entorno era propicio, porque es un lugar donde se encuentra el alimento básico del ganado, la bellota, la encina y el pasto abundante que permitía criarlos en libertad, solo con lo que ofrecía el medio ambiente. El pueblo tiene una altitud de 1.370 m
Esta zona también goza de fama por sus excelentes cualidades gastronómicas, magníficas carnes y excelentes embutidos. Por aquí se hace una afamada cecina de chivo. Situado sobre el Arroyo Naranco, afluente del Río Torío. Los terrenos de Valporquero de Torío limitan con los de Cármenes, Almuzara y Gete al Norte, Felmín, Tabanedo y Rodillazo al Noreste, Correcillas, Villalfeide y Vegacervera al Sureste, Coladilla al Sur, Valle de Vegacervera, Villar de Puerto, Ciñera y La Vid de Gordón al Suroeste, Villasimpliz al Oeste y Villamanín, Fontún de la Tercia y Barrio de la Tercia al Noroeste.
Cueva de Valporquero.
Hace más de un millón de años, en el Pleistoceno de la era Cuaternaria, cuando el hombre iniciaba su andadura por la Tierra, las frías aguas del arroyo de Valporquero empezaron a colarse a través de los poros, fisuras y grietas de la roca caliza, disolviendo sus entrañas lenta y tenazmente, abriéndose el corazón de la montaña leonesa para descubrirnos las increíbles maravillas subterráneas. Dimensiones inesperadas y volúmenes descomunales van abriendo un sendero repleto de luces y sombras, permitiéndonos admirar miles de formaciones calizas esculpidas por la mano caprichosa del tiempo, con sus formas, tamaño, brillos y colores diferentes que se suceden a lo largo de las siete salas visitables que tiene la cueva.
La Cueva de Valporquero,  su entrada se encuentra situada a 1.309 m. de altitud, encontrándose ésta bajo el pueblo que le da nombre. El nivel superior se encuentra a 1.300 m. de altitud, habilitado para el turismo, acondicionado con iluminación eléctrica y un camino que se hace uso de puentes y escaleras para completar el recorrido. en un nivel inferior, de 3.150 m. discurre una corriente subterránea de agua que solamente es accesible por espeleólogos y expertos. La temperatura en la cueva se encuentra durante todo el año en torno a los 7 grados centígrados, por lo que los turistas acostumbran a equiparse con ropa de abrigo. La humedad de la cueva, causada por la corriente subterránea  es del 99%.
Salas.
Pequeñas Maravillas.
La sala de las pequeñas maravillas es la primera de las salas visitables precedida por un lago iluminado de forma artificial. El itinerario turístico rodea esta sala mediante empinadas escaleras. Las formaciones rocosas han recibido múltiples nombres por los turistas según se asemejen a una u otra cosa, siendo los elementos más famosos " Las Gemelas, La Torre de Pisa, El Órgano, El Baño de Diana y La Virgen con Niño ".
Gran Rotonda.
Es la mayor de las salas visitables, contando con 5.600 metros cuadrados de superficie y 20 metros de altura. Al ser esta próxima al exterior todavía, las formaciones son poco relevantes y escasas en número. La sala tiene forma circular, de ahí su nombre, y se encuentra atravesada por el cauce del río, que lo transita únicamente en época de lluvias.
Hadas.
El acceso a la tercera sala, la de las Hadas, se realiza mediante un camino que discurre paralelo al río hasta un pequeño mirador. Este mirador se asoma a una sima que recoge las aguas del río, que hasta entonces discurría en paralelo, tras una caída de 15 metros, es por tanto una conexión a la zona no visitable de la cueva, el " Curso de aguas ". Las cascadas presentes durante época de lluvias no obstante desaparecen en la época veraniega, filtrándose el agua por los poros de la roca.
Cementerio Estalactítico.
La cuarta sala debe su actual estado a una serie de desprendimientos y de sedimentos que provocaron  el taponamiento parcial. El itinerario visitable discurre a través de un suelo cubierto de estalagmitasbajo, un techo repleto a su vez de estalactitas de negruzcos colores. La disposición desordenada de las formaciones rocosas le valió el nombre de Cementerio Estalactítico. A medida que avanza el camino, la sala, de paredes calizas, se estrecha, sirviendo de protección a la sala contigua, La " Gran Vía ".
Gran Vía.
A pesar de su nombre, la Gran Vía es de escasa anchura, con 8 metros de ancho, sin embargo, destaca su altura de 40 metros. Aunque hay escasas formaciones geológicas, las que existen son de gran magnitud, con estalactitas de varios metros de longitud. Al final de la sala, el terreno se hunde en busca de las galerías inferiores, contactando con el actual curso del río. De entre todas las formaciones de la gran vía, destaca la Columna Solitaria, situada casi en el centro de la sala. Se trata de una formación a modo de columna que desde el suelo asciende hasta el techo perdiéndose entre cientos de estalactitas.
Maravillas.
Es la sala más completa de las 6 visitables al ser la que más formaciones geológicas posee y más variadas. El techo se encuentra repleto de estalactitas de diversos tamaños y colores. En esta sala se encuentran formaciones inéditas que en el resto de la cueva, excéntricas, macarrones, abanderadas y todo un sinfín de espeleotemas saturan el ambiente tapando la cavidad. Todo esto presidido por un pequeño lago subterráneo, el Lago de las Maravillas.
Después de esta sala se realiza el camino de vuelta.
















Valle de Vegacervera.
Valle de Vegacervera, pertenece al municipio de Vegacervera, provincia de León, Comarca, de la Montaña Central. Situado sobre el Arroyo Oblano, afluente del Arroyo de Valle, y este del Arroyo Coladilla, que lo es del Río Torío. Los terrenos de Valle de Vegacervera limitan con los de Cármenes, Almuzara al Norte, Valporquero de Torío al Noreste, Vegacervera al Este, Coladilla, Serrilla, Matallana de Torío, Robles de la Valcueva y Orzonaga al Sureste, Llombera al Sur, Huergas de Gordón, La Pola de Gordón y Santa Lucía de Gordón al Suroeste, Villar del Puerto al Oeste y Villasimpliz, Villamanín, Fontún de la Tercia, Velilla de la Tercia y Barrio de la Tercia al Noroeste.





COLADILLA.


Comarca - Montaña Central.
Altitud - 1.042 m.
Capital - Vegacervera.
Longitud - 42º53'10" N
Latitud   -  5º32'05"   O
Historia.
El Castillo de Vegacervera. Emplazamiento de la Villa Vegacervera, es villa hermosa, metida en los pliegues montañosos de la Cordillera Cantábrica por donde fluye el río Torio. Poco más arriba se adentra el viajero en los Farallones Calizos que forman las Hoces, una maravilla natural, angostas verticales, conde carretera y río se aprietan y abrazan en pugna de paso. Sus paredones se ofrecen a los muchachos y a la guardia civil montañera y de rescate, que aquí hacen sus prácticas de escalada. A su medio se encuentra el Pozo del Infierno, una fuente cavernosa que cae por el interior de la mole desde lo alto, que se filtra allá por los Puertos de Rodillazo en una gran oquedad impresionante, que según nos manifiestan los muchachos entusiastas del Grupo Espeleológico de Matallana, G.E.M. no han podido explorar porque un inmenso bloque de hielo en su interior impide la bajada. En el año 1.985, ya se cobró dos vidas este pozo, por asfixia, por los sifones interiores sin aire. La antiquísima vía romana era una senda que subía por Vegacervera a Valporquero y aquí se bifurca en dos, una una hacia Gete y Getino y otra hacia Villamanín, pasando por el antiguo despoblado llamado Formigoso, donde han practicado la captación de aguas de Villamanín. La tradición sostiene que un caballero de Felmín, que anduvo con Los Pizarro en las aventuras del Perú regresó lleno de plata y pago el ensanche de la senda peonil por las Hoces. La carretera se construyó a comienzos de siglo.
El Concejo de Cervera.
Vega proviene del prerromano Baika, significando terreno regable, que unido al otro significado de ciervos nos ilustra cómo nominación que quiere expresar vega de ciervos o corzos.
Su iglesia de Nuestra señora de las Nieves era aneja de la de Coladilla, Santa Engracia, que era la matriz y como ella, el párroco era de presentación del Marqués de Lorenzana. Cae Vegacervera en camino de peregrinaje dentro de la conocida como Ruta de S. Atilano dentro del Viejo Camino de Santiago o Camino de la Montaña " por Coladilla, Villar del Puerto, La Vid, Buiza " aquí conecta con el camino real del Salvador Ovetense , y tras pasar Pola de Gordón continúa con itinerario propio por Los Barrios y Viñayo para conectar en Otero de Dueñas con el trazado que viene de La Robla. El Concejo de Cervera integraba en el año 1.847 los pueblos de Cervera, Coladilla, Matallana, Orzonaga, Palazuelo de la Valcueva, Valporquero, Pardavé, Robles, Serrilla, La Valcueva, Valle, Villalfeide, Villar. En tales fechas ya había perdido en favor de Gordón los pueblos de La Vid, Ciñera y Villasimpliz, en favor de Cármenes y Felmín desaparecieron ya como despoblados, Prabado, Valdesandinas y Llarices, todo por Cédula Real de Carlos IV en el año 1.805. En el año 1.865, se formó el actual Ayuntamiento de Vegacervera con los pueblos de Vegacervera, Coladilla, Valle, Villar del Puerto y Valporquero. El Señorío Isidoriano sobre Vegacervera aparece mencionado por primera vez en documento de 6 de mayo de 1.103, por el que el Rey Don Alfonso VI y la Reina Isabel, la moza Zaida, hicieron donación a favor de los Monasterios de San Pelayo y San Isidoro.
Don Fernando II confirmó esta donación a favor del Monasterio Isidoriano el 21 de junio de 1.181. El 25 de mayo de 1.258 el Monarca Don Alfonso X el Sabio desde Medina del Campo " por fazer bien e mercet a todos los moradores de tierra de Cervera ", promete que no les meterá merino Real, " nunqua lo y metamos, e daquí adelante nos ni ellos nunqua les demandemos servicio ninguno por esta razón ". En el año 1.313 - 1.324, el Abad de San Isidoro otorga Fueros a Vegacervera, cuyo memorial recoge los pechos, fonsadera, cellero, merino abacial, sueldos, viudas con pago al casar, las meretrices perseguidas, los hidalgos, las barraganas, censos y términos territoriales del Señorío. El Abad nombrará dos Jueces el día de Santa Marina, 18 de julio cada año, en el lugar del Escobio o Canto de la Forca, entregándoles el Abad un ramo de acebo en serial de vara de Justicia, y se llamaban Jueces del Rey y del Abad, conociendo todas las causas civiles y criminales del Concejo. En el año 1.509, aún existía esta jurisdicción abacial, porque en tal fecha ocurrió el enfado del Conde Don Ramiro Núñez de Guzmán, de Aviados, porque no estaba de acuerdo ni reconocía ese nombramiento de jueces del Rey y del Abad. El Conde tomó con sus mesnadas Valdesalinas, Santa Eugenia y San Pedro de Cavatuerta. En Cavatuerta había un Monasterio de Templarios y el abad tenía el privilegio de proponer párroco para Cármenes, se hallaba próximo a la Collada entre La Valcueva y Aviados. Valdesalinas es un Valle entre Robles y Matallana, tenía ermita y la imagen mariana se halla hoy en la iglesia de Matallana, es de nogal negro, policromada, gótica, artesana, pero muy bella en su expresión. Se denominaba su advocación, Santa María de Orugo, que significa berros silvestres. El Conde se presentó con sus tropas en Vegacervera, hubo una escaramuza con las gentes del abad, traían hasta saetas con hierba envenenada. El alcalde de León, Señor Herrera, convenció al Guzmán de que se retirara y tomó preso al abad por unos días en la primera casa de Vegacervera. El abad acudió a la Chancillería de Valladolid el 28 de julio de 1.509, pero perdió el pleito.
El Castillo de Vegacervera.
Los textos hablan del Castillo de Zerbera, pero quizá no fuere más que una torre defensiva sobre las sendas de las Hoces y de Valporquero.
La gente de la Villa comenta sobre el Castillo de tiempo de los moros, pero es que en la conciencia colectiva de la gente siempre queda el recuerdo, a veces anacrónico, de referir todo a los moros y a Almanzor. Los moros ni entraron aquí ni hubo razzia alguna de Almanzor, sólo la repoblación de mozárabes de los siglos IX y X, que trajeron expresiones y costumbres mozárabes. Se comenzó a llamar con nombres de música y hermosura a los aperos de labranza y el pote de fierro de tres patas empezó a despedir olores de albahaca y alajú. Las mozas se llamaban zarcas, ojos azules y los mozos zagales, que quería decir apuestos y galanes y más tarde ayudantes de pastor. El pueblo de Getino, que aparece en la Alta Edad Media con el nombre de Echino pasa a llamarse en expresión mozárabe Getino, que quiere decir ribera u orilla, así como Gete, Almuzara es otro nombre mozárabe que significa criadero de caballos. El castillo existió, asentado en los Sierros Negros, de allí se bajaron sillares empleados en edificaciones. Los indicios son muy precarios. Los lugareños denominan La Peñica y las cuevas de las Barreras, el Tesugo y la del Burro las situadas muy próximas al sitio del Castillo. Muchas de sus piedras se emplearon en los parapetos militares que allí se establecieron en la contienda bélica del 36. Hasta la cima de los Sierros Negros hay senda, hubo hasta explotación de baritina. Alfonso VI en el año 1.103 hace donación de este Castillo al Monasterio de San Isidoro.
El Fuero de Vegacervera.
El señorío abacial de San Isidoro menciona el 6 de mayo de 1.103 en que Alfonso e Isabel hacen donación del territorio al monasterio de San Pelayo y San Isidoro. Fernando II confirma la cesión y determina geográficamente el territorio el 21 de junio de 1.181. Alfonso X reitero la donación desde Medina del Campo, el 25 de mayo de 1.258. Toda la reseña foral se contiene en el Becerro de la Catedral con normas sobre, Castillo, exenciones, meretrices, hidalgos, y se incluyen los terrenos de San Julián de Follosa, San Pedro de Cobillas, San Feliz y Valdesalinas.