Mostrando entradas con la etiqueta Pico Canto del Chozo - Valdeteja. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pico Canto del Chozo - Valdeteja. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de julio de 2019

Pico Canto del Chozo - Valdeteja


 Historia 
Valdeteja, único poblado de todos los Argüellos con categoría de Villa. Al igual que Valverde de Curueño, durante mucho tiempo no perteneció a la Hermandad de los Argüellos. Fue cedida por los Reyes Leoneses al Obispado de León, junto con todas las propiedades del Monasterio de San Pelayo de Tejedo, en los dominios del Cueto Ancino. Compró su jurisdicción el Rey Felipe II, en un momento en el que lo hicieron otros muchos pueblos, y se convirtió en Señor de sí mismo, con el título de Villa, bajo la única autoridad del Rey. En el periodo constitucional, pasó a ser Ayuntamiento propio, con los pueblos de Valverde y la Braña y solo al final del Siglo XX, se integró en el municipio de Valdelugueros, tal como lo vemos hoy. El pueblo de Valdeteja se halla enclavado en pleno territorio del primitivo Concejo de Arbolio. No falta incluso, quien sostiene que los seis jueces del Concejo se reunían para dictar justicia en la Collada de Valdeteja, a la que identifican como la Collada del Coto. Ambas denominaciones son erróneas, pues la Collada que separa las cuencas del Torio y el Curueño, entre Genicera y Valverde debe llamarse en propiedad la Collada Ubierzo. El Concejo de Arbolio, abarca en principio, todo el territorio al norte de la Vecilla, de donde se segregó al conceder los Reyes al Obispado de León, todas las posesiones de los Monasterios de Valdecesar, junto a Valdorria. Estas vicisitudes fragmentaron el territorio de Arbolio, en cuanto a sus órganos de Gobierno, en tres realidades. La Encartación del Curueño, Valdeteja y los Argüellos, con sus tres Tercias. En este largo exordio, que Valdeteja es un Pueblo de los Argüellos, que durante algunos Siglos gozó de un estatuto privilegiado de ser Señor de sí mismo, lo que de hecho lo independizó del Gobierno de la Hermandad. Estos datos históricos explican por qué Valdeteja no figura en el Becerro de Presentaciones de la Catedral de León, pues en la época que se realizó dicho inventario el pueblo pertenecía al Obispado, como toda Encartación del Curueño. Por tanto el derecho de presentación de sus Párrocos era el propio Obispo y no resultaba necesario relacionarlo. De aquel esplendor, cuando el pueblo destinaba más de mil reales del Siglo XVIII, para las luminarias del Santísimo, no queda más que el orgullo latente de sus habitantes, que se saben sucesores de un Noble pasado. La trashumancia se extinguió, como parte importante de la ganadería del país y sus Puertos de Bucioso y la Braña, Caubella, Las Cangas, Valcaliente, la Venta o el mítico bosque de Tejedo, las majadas donde pastaban las veceras del pueblo, son territorios de barbecho. En la preguerra, el pueblo tenía Ayuntamiento, escuela, tres molinos de harina y uno pisón, dos caleros, telares de lana, lino y sayal, todos los elementos de la autarquía, heredados desde la etapa bajomedieval estaban presentes en su rica vida comunitaria. La guerra asento un duro golpe a Valdeteja. Se quemó el pueblo, incluida su iglesia, que se alzaba en lo alto, junto al cementerio. Su parroquia celebra ahora la festividad de Nuestra Señora, el día quince de agosto, como muchos otros pueblos de la zona. Se quemó sobre todo la memoria y la tradición. Desaparecieron los antiguos legados jurisdiccionales, se clausuró el filandero, la ronda de mozos, la perfecta organización comunal y aun así merece la pena pasear sus calles, observar las arcadas casas solariegas, las labras heráldicas casi borradas por las ventiscas, ver cómo el pueblo resiste vivo y emprende una nueva andadura.













Fecha - 29/06/2019
Salida desde Trobajo del Camino " León "  - 08:30 hr.
Destino - Valdeteja " León "
Municipio - Valdelugueros.
Tipo de camino - Camino forestal, Senda y cresteo
Hora de inicio, ruta - 09:30 hr.
Tipo de recorrido - Circular
Dificultad técnica - Fácil
Altitud mínima - 1234 m.
Altitud máxima - 1888 m.
Desnivel ascendente - 729 m.
Desnivel descendente - 729 m.
Hora de llegada, ruta - 17:00 hr.
Tiempo en ruta - 7 hr. 31 mnt.
Kilómetros totales " longitud "- 10,57 km.
Recomendaciones.
  Calzado apropiado para actividades de Senderismo - montañismo - ropa de abrigo y de recambio, en caso de climatología adversa chubasquero - gorra - comida y agua - crema solar y protector labial - linterna " pilas de recambio " móvil " con la batería cargada  botiquín " manta térmica " 








  







   
  















  




  





Pico Polvoreda



























Peña Galicia



  





































Recomendaciones Generales para todas las Rutas.
- Cuando se realiza senderismo en zonas de montaña es preciso tener en cuenta unas recomendaciones básicas que pueden ser muy importantes para la seguridad y bienestar de los visitantes. 
- En invierno la nieve alcanza un gran espesor en los tramos más altos, que imposibilita una correcta percepción de las dificultades del terreno. Sea prudente, es preferible no completar la ruta si no dispone del equipo y la experiencia necesarios. 
- La naturaleza geológica del terreno provoca la aparición de simas que en ocasiones son muy profundas, no se aproxime al borde de las mismas. Además en alta montaña pueden producirse desprendimientos de roca y avalanchas de nieve. Extreme las precauciones.
 - Es aconsejable llevar ropa y calzado apropiados. Los cambios climáticos pueden ser bruscos, incluso en los meses más calurosos pueden alcanzarse temperaturas muy bajas.
 - Es aconsejable llevar agua. En los recorridos existen abundantes manantiales y fuentes, sin embargo se recomienda no beber agua sin las suficientes garantías sanitarias. 
- Por respeto al entorno y a otros posibles visitantes, evite dar voces y llevar aparatos que puedan producir ruidos estridentes. 
- Tenga en cuenta que la recogida de residuos resulta muy costosa en  estas zonas. Procure llevar su basura de regreso y depositarla en contenedores.
 - Si hace la ruta acompañado de un perro, éste no debe estar suelto ya que podría espantar al ganado.