lunes, 28 de abril de 2014

AVIADOS - PEÑA GALICIA - AVIADOS.





AVIADOS.


El pueblo se sitúa a 1 km. en dirección norte de la carretera C – 626, antes de Campohermoso, y está, por tanto, en el extremo más occidental del municipio de Valdepielago. Creció, como muchos burgos medievales, alrededor de su Castillo. Un bastión defensivo, cuyas paredes carcomidas, son, al decir de Julio Llamazares, como muñones apocalípticos.
Se mantienen ahí, dominando el poblado, desde lejanos tiempos. Dicen las crónicas que el Castillo fue elevado al rango de Casa Solariega por el conde Suevo Gundemaro. Si ello es así, nos encontramos en el siglo VII, cien años antes de la irrupción de los Árabes en España. Más tarde, la fortaleza perteneció a la familia de los Guzmanes, hasta que el Emperador Carlos V la hizo demoler, junto con otras propiedades del señorío, en castigo por el apoyo que esta familia prestó a la causa de los Comuneros, contra el poder Real.
Un Castillo medieval mantenía siempre en sus cercanías un pequeño poblado, o burgo. ´Barrio´, según voz árabe, que sin embargo aquí no prosperó, como en otros lugares, prevaleciendo el nombre de Aviados. Su emplazamiento divisa toda la ribera. Enviaba señales de humo al vecino Castillo de Peña Morquera (Valdepiélago), al de Montuerto o incluso al de San Salvador del Curueño, ubicado en las inmediaciones de Santa Colomba. El Castillo de Aviados defendía las entradas del norte, amuralladas allí mismo por las estribaciones de la Peña Galicia. Es, por lo tanto, privilegiado como punto estratégico. Este concepto puede estar, en principio, en el origen del nombre del pueblo. Aviados posee iglesia y ermita, donde se acumulan arte y recuerdos históricos. En cuando acaban las huertas que acompañan las casas, se abre de pronto una pared caliza de corte vertical.  

Fecha - 06-04-14.
Zona - Aviados ( Principio y fin de Ruta ).
Tipo de Pista - Camino de tierra, sendero de pastizal y terreno rocoso.
Altimetría - Aviados 1.130 metros - Peña Galicia 1.664 metros.
Dificultad -Media - Baja, todo el año excepto si existen inclemencias meteorológicas.
Recomendaciones - Calzado apropiado para actividades de senderismo - montañismo, mochila, gorra, crema solar, protector labial, bebida y comida, chubasquero, ropa de abrigo y de recambio en caso de climatología adversa. 

Ruta  Aviados -Peña Galicia - Aviados.

Quedamos en la Base de Cruz Roja ( San Andrés del Rabanedo ), para salir dirección Aviados. Desde la Base salimos - José Luis, Natalia, Rebeca, Celine y su hija, de camino paramos para comprar pan en la cafetería de flecha. Llegamos a Aviados, aparcamos el coche al oeste del pueblo, nos cambiamos de calzado y nos preparamos para comenzar la ruta hacia Peña Galicia. La ruta comienza al oeste del pueblo de Aviados, siguiendo un reguero que atraviesa una pequeña foz hacia el norte.
En este tramo se puede observar el pasado minero del pueblo de Aviados. El camino nos lleva hasta la estrechez que separa el cresteo ascendente de Peña Galicia de la llana de San Pedro. 
En este punto tomaremos contacto con la pared caliza, donde tendremos que ayudarnos con las manos, llegamos al Valle interior de Peña Galicia, ( a la izquierda dejamos un bonito bosque de robles ), llegando al collado que separa la doble cima de Peña Galicia. Continuamos el cresteo llegando a la cima de Peña Galicia donde encontramos un enorme mojón de piedras, ( descansamos, sacamos fotos de las vistas que nos ofrece y seguimos ). Abandonando la cima, seguimos la cresta hacia el oeste y a pocos metros de la misma bajamos por una pequeña canal hacia la Collada de los Maniquís. En breve atravesando  un pedrero llegamos a la Collada que hay bajo Peña Negra, siguiendo un pequeño sendero que nos baja al Paraje de la Restilla, desde aquí enlazamos con el camino por el cual habíamos comenzado  la ruta.




















Peña Galicia es una estética cresta caliza de modesta altitud ( 1664 m.), visible desde muchas de las montañas de León, constituye un mirador excepcional entre los ríos Curueño y Torio. Desde aquí 
también podemos ver las impresionantes vistas que nos ofrece el Pico Correcillas.
















( El itinerario de la ruta es el descrito ), nosotros lo alargamos un poco más bajando hacia el pueblo de Valdorria, donde rellenamos las cantimploras de agua y descansamos para comer en un prado a las afueras del pueblo, después de comer seguimos ruta ( siguiendo el itinerario descrito ).














Llegando al pueblo de Aviados ( punto de salida ), nos cambiamos de ropa, nos relajamos un poco y decidimos bajar al bar a tomarnos un refresco, para luego seguir camino a casa y descansar.

EL CASTILLO DE AVIADOS.

Situado en una posición inexpugnable sobre una gran roca caliza, constaba de tres recintos amurallados rodeando un torreón rectangular en la cima, siendo considerado uno de los Castillos más fuertes y seguros de León. Se halla totalmente en ruinas. Aunque es común atribuirle gran antigüedad, el Castillo de Aviados debió ser construido a finales del siglo XI, coincidiendo con las primeras referencias documentales. Fue residencia ocasional de la reina Urraca I de León durante su turbulento reinado (1109-26). Estimado solar primitivo de la antiquísima casa de los Guzmanes de León, en realidad fue adquirido por esta familia a finales del siglo XIII. Durante el Reinado de Sancho IV de Castilla, era señora de Aviados María Ramírez de Cifuentes, hija de Ramiro Froilaz de Cifuentes y Teresa de Lara; que se casó con Juan Pérez de Guzmán, hijo de Pedro Núñez de Guzmán y Urraca García de Villamayor, señores de Toral, por lo que el señorío pasó a la casa de Guzmán en su descendencia, hasta el año 1837. Los Guzmanes de Toral lo usaron como residencia de verano. En 1467, el pretendiente "Alfonso XII" confiscó sus feudos -entre ellos Aviados- a Gonzalo Núñez de Guzmán, entregándoselos a su archienemigo Diego Fernández de Quiñones, primer Conde de Luna. Sin embargo, la situación se invirtió cuando los Quiñones tomaron partido por Juana la Beltraneja, y el Guzmán por Isabel la Católica durante la Guerra de Sucesión Castellana, de modo que recuperó sus propiedades con la victoria de esta última. En 1484 el joven Ramiro Núñez de Guzmán se enfrentó al poderoso Almirante de Castilla, Alonso Enríquez de Quiñones, nieto del Conde de Luna, lo que provocó su destierro en Portugal. Le acompañan en Évora y Santarén sus vasallos montañeses quienes, dirigidos por su señor, salvaron al Rey Portugués Juan II de una traición y revuelta nobiliaria. El rey, agradecido, intercedió ante los Reyes Católicos que le perdonaron y restituyeron sus bienes. Las regencias tras la muerte de Isabel la Católica fueron su momento de mayor poder. Sus hijos sirvieron al infante Fernando. Por ello, en 1520 apoyó la rebelión de las Comunidades de Castilla. Tras el fracaso y represión de la revuelta, el Castillo de Aviados fue finalmente destruido por órdenes del Rey Carlos I de España, como castigo a sus propietarios, que huyeron nuevamente a Portugal. Amnistiados, en 1532 el ya Emperador Carlos ordenó la devolución de los bienes a Martín Núñez de Guzmán. El Castillo de Aviados no fue reconstruido.